La CUP, dividida

La toma de decisiones a la CUP es uno de los procesos más complicados de entender, complejos de ejecutar y variables, en función de las circunstancias que rodeen la cuestión. La última dicotomía a la cual se han enfrentado los anticapitalistas es la posibilidad, o no, de presentarse a las elecciones europeas del año próximo. La CUP siempre ha sido contraria a concurrir a los comicios del Estado y la Unión Europea, al considerar que ni un proyecto ni el otro forman parte de su imaginario político, y se han limitado siempre a Cataluña y al municipalismo.

Pero, de repente, parte de las bases reclaman presentarse a las europeas e intentar enviar a Anna Gabriel –actualmente en Suiza, desde que se negó a declarar ante el juez– al Parlamento Europeo. El pasado sábado, la CUP convocó a su secretariado y a las territoriales en Perpiñán para decidir qué hacer. Pero vieron la organización tan dividida que no se atrevieron a tomar una determinación ante el riesgo de volver a partirse en dos, cómo ha pasado ya en anteriores ocasiones. Finalmente, pactaron hacer de nuevo debate al territorio y dejar la toma de la decisión final para más adelante.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides