Trump, herido

Las elecciones de medio mandato en los Estados Unidos han dejado a su presidente herido. A partir de la toma de posesión de los nuevos congresistas, Donald Trump tendrá más dificultades para aplicar la política que le pase por la cabeza. Hasta ahora ha hecho y deshecho a su antojo. Los congresistas republicanos le han puesto una alfombra roja a todas sus pretensiones. De vez en cuando, algún representante republicano arrugaba la nariz ante las iniciativas del presidente pero al final siempre se ha impuesto su voluntad. Si algunas de sus propuestas no se han aprobado no ha sido porque los republicanos moderados se opusieran a ellas sino porque sacar adelante determinadas medidas exigía mayorías cualificadas.

Que los demócratas hayan obtenido la mayoría en el Congreso en estas elecciones se notará. Y no sólo porque entre sus nuevos congresistas haya caras y perfiles que representan toda una novedad en Washington. Es el caso de Alejandría Ocasio-Cortez, que, con 29 años, se ha convertido en la mujer más joven que accede a la Cámara legislativa en la historia del país. Ocasio-Ortez, elegida por el distrito decimocuarto de Nueva York, colaboró en la campaña presidencial de Bernie Saunders, y trasladará a la Cámara legislativa la filosofía progresista de quien podría haber cambiado la cara de los Estados Unidos si ocupara el asiento en el que ahora se sienta Trump. También pertenece al ala más progresista del Partido Demócrata Rashida Tlaib, hija de inmigrantes palestinos y nueva congresista por Michigan. A Washington también irán en representación de este partido la musulmana Ilhan Omar, que huyó de la guerra de Somalia y vivió cuatro años en un campo de refugiados de Kenia, la colombiana Catalina Cruz, que vivió diez años sin documentos en Estados Unidos, y las mujeres indígenas Deb Haaland y Sharice Davids.

O sea, una serie de trayectorias y pensamientos que chocan frontalmente con aquello que representa el actual presidente. Trump tiene todavía bajo control al Senado y la capacidad de gobernar y provocar a través de twitter. Pero desde las elecciones del pasado 6 de noviembre va cojo. Hay que ir con cuidado porque todavía puede hacer mucho daño. Tiene por delante dos años como presidente. Y los animales heridos son peligrosos. Pero el mundo progresista de Estados Unidos ha recuperado la ilusión estos días. Y muchos que nos lo miramos desde lejos, también.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario