Josep Sánchez Llibre, de dirigente de Unió a presidente de la patronal

Quien fue el hombre de confianza de Duran Lleida como responsable de los asuntos económicos es ahora el único candidato para presidir Fomento del Trabajo
Sánchez Libro con Duran Lleida
Sánchez Libro con Duran Lleida

Josep Sánchez Llibre será el nuevo presidente de Foment del Treball. Quién fue el hombre de confianza de Josep Antoni Duran y Lleida en Unió Democràtica (UDC), después de un breve paso por la CEOE, será el relevo de Joaquim Gay de Montellà en esta organización empresarial, que tiene más de 200 años de historia.

Josep Sánchez Llibre dejó la política activa como diputado en el Congreso el 2016, después de seis legislaturas, siempre apoyando las decisiones del entonces líder de UDC.

Nacido en Vilassar de Mar en 1949, el próximo año celebrará su septuagésimo aniversario. De bien joven dejó en manos de su hermano Dani la empresa familiar y él se dedicó a la política. Primero, de la mano de Centristas de Cataluña-Unión del Centro, el partido paraguas de Adolfo Suárez en Cataluña que recogió unos cuántos democristianos como Josep Miró o Joaquim Molins, entre otros.

Cuando en el 1982 este grupo implosionó con la crisis de la UCD estatal, Sánchez Llibre se acercó a Unió Democràtica, partido del cual en 1984 ya formaba parte. Desde un primer momento ayudó a un entonces joven valor de la política como era Josep Antoni Duran y Lleida, quién descabalgó la vieja guardia democristiana y se hizo con las riendas de la dirección del partido fundado en los años 30 del siglo pasado por parte de carlistas y católicos seguidores de las encíclicas papales.

Sánchez Llibre se hace pronto imprescindible en el comité de gobierno y es el responsable económico de Unió. Esto le permite acceder a un escaño en el Parlamento en el año 1988 (con acta de senador autonómico a la vez), un asiento que dejará para ir al Congreso de los Diputados, donde entrará por primera vez en las elecciones de 1993 y no lo abandonará hasta el 2016, con la derrota de los democristianos, tragados por la deriva independentista y la escisión de los Demòcrates de Antoni Castellà y Núria de Gispert, ambos valedores de Duran y de Sánchez durante largas temporadas dentro del partido.

Imprescindible

Los que conocen el funcionamiento interno de UDC aseguran que Sánchez Llibre fue "imprescindible", sobre todo para Duran. Ambos formaron un tándem de dirección. Duran era el político, mientras que su escudero controlaba la organización y las finanzas del partido.

Era Josep Sánchez Llibre quien se encargaba de mantener las relaciones sociales con los empresarios que apoyaban a los democristianos, aliados de la Convergència de Jordi Pujol.

A pesar de que su nombre salió salpicado en las investigaciones judiciales de los casos Treball y Turisme, en ningún caso fue ni imputado ni condenado, a pesar de que varios indicios de los investigadores judiciales apuntaban hacia él como centro de la trama de financiación irregular de Unió.

Personas que han coincidido con Duran y Sánchez en UDC explican a EL TRIANGLE la mutua dependencia de los dos. Incluso dicen que en privado Sánchez Llibre justificaba ciertos gastos explicando: "Ya sabéis como es de capichoso, el niño", en referencia a Duran y Lleida.

 

LEE El ARTÍCULO COMPLETO EN LZ EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides