El tándem Joan Oliver-Joan Laporta lleva al Reus al borde del abismo

Si no se hace efectiva una ampliación de capital o se vende antes del 29 de octubre, el club volverá a una precariedad que hará muy complicada la supervivencia
Joan Oliver
Joan Oliver

Joan Oliver, Joan Laporta, Rafael Yuste y Xavier Sala i Martín se han especializado en arruinar clubes de fútbol. Lo hicieron con el FC Barcelona, al que dejaron con unas pérdidas de más de 50 millones de euros y el activo patrimonial en negativo, y ahora ya tienen casi a punto de soga el CF Reus después de cuatro años de gestión.

La fecha clave para la supervivencia del histórico equipo reusenc está fijada para el día 29 de octubre, en que una asamblea convocada de urgencia tiene que aprobar una ampliación de capital de 3 millones de euros. El trámite es indispensable para acreditar ante la Liga de Fútbol Profesional (LFP) recursos suficientes para la inscripción de jugadores que, teniendo contrato en vigor con el Reus, no fueron admitidos por las dudas financieras que hay.

Este es el caso de Isaac Cuenca, ex del FC Barcelona y futbolista de nivel de Primera División, al cual el Reus pretendió dar ficha con un contrato profesional de mínimos. La LFP sospecha que con Cuenca el Reus sólo pretende utilizar el club como puente para un traspaso de más calado. A pesar de que Joan Oliver se declaró único responsable de haber provocado esta situación de enorme perjuicio económico para el club, en Reus ya sospechan que las verdaderas intenciones del grupo propietario, Direct Sport Management, tienen poco a ver con la revitalización del club por razones emocionales, de empatía o por aprecio al fútbol catalán.

El final de la etapa Oliver parece aproximarse a pasos de gigante, puesto que si no se subscribe la ampliación de capital con dinero de los actuales accionistas, las opciones son exclusivamente externas, es decir: o bien la inyección de un capital con intereses diferentes a los de la actual propiedad o bien la venta directa de las acciones de Oliver y sus socios a quien esté interesado en adquirir el Reus.

En caso de fallar las dos, al Reus no le quedaría otra salida que intentar resistir deportivamente como lo está haciendo, abocado a un descenso muy difícil de revertir a Segunda B y renunciar a la actual estructura como SAD.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides