Un viaje innecesario, con poca agenda y sin ningún retorno politic

Quim Torra

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, estuvo dos días la semana pasada en Suiza. Desde el Palau de la Generalitat, vendieron el viaje como un intento de hacer ver s Europa y al resto del mundo que Cataluña reclamaba mediación internacional para el conflicto que el gobierno catalán tiene con el gobierno de España, que su oferta de díalogo está vigente y que su máxima institución estaba dispuesta a someterse al escrutinio de otros paises para poder hacer pasos adelante en la salida del pozo del proceso independentista.

Pero nada más lejos de la realidad. Resulta que el viaje sólo sirvió para queTorra se viera con la cupaire Anna Gabriel y la republicana Marta Rovira –las dos se encargaron de dejar claro que habían sido contactos informales y que no había habido ninguna negociación política– y para impartir una charla en una universidad. La conferencia del presidente Torra tenía que ser el eje central de la visita a Suiza, el núcleo duro de su mensaje político en Europa. Pero ni la prensa local ni la internacional se hicieron el más mínimo eco. Una vez más, sólo los medios catalanes y algunos de españoles hablaban aquel día y los días posteriores. En definitiva, visto el escaso eco de la última salida al exterior del presidente Torra, yendo a Ginebra y a Zúrich, queda claro que las cosas que hizo las podría haber hecho tranquilament desde Barcelona. Utilidad nula.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides