Algo huele a podrido en el Fòrum

Los vecinos denuncian la incineradora por contaminación y reniegan del ayuntamiento por la poca implicación en los malos olores que soportan
Tersa
Tersa

Vivir en la joya de la corona de Barcelona hede y aumenta el riesgo de muerto. El Fòrum, un barrio nuevo, ganado a las industrias, abierto al mar… hace una peste insoportable que obliga a sus vecinos a vivir con las ventanas cerradas, y tiene uno de los índice de contaminación, por dioxinas, más altos de la ciudad.

La faraónica construcción del Fòrum de las Culturas, supuso acabar con el lodazal de la depuradora del Besós que ahogaba en el Poble Nou, pero como siempre, la mierda se tiene que meter debajo de las alfombras, y en este caso, fue la construcción de una gran depuradora subterránea camuflada bajo grandes avenidas y calles nuevas llenos de luces. "Vivimos a dos pasos de la depuradora de agua subterránea de las más grandes de Europa que abastece de agua a Barcelona y parte del área Metropolitana, además tenemos también una empresa dedicada a reciclar los barros de la depuradora, Metrofang, y un depósito subterráneo de agua en la calle Taulat", explica Silvina Frucella, portavoz de la plataforma Airnet, que agrupa 11 asociaciones vecinales de Sant Martí, Sant Adrià y Badalona, y que se creó para luchar contra el mal olor y la contaminación que amenazan el barrio del Fòrum.

"Estos olores son químicos y en algunos lugares superan en 100 puntos lo recomendado por la OMS y dentro de las casas de los vecinos es 10 veces lo permitido. La respuesta del Ayuntamiento siempre es la misma, no hay dinero para solucionarlo y nos emplazan a 3 o 4 años", explica Silvina. "Es vivir dentro de la mierda constantemente. Claro que desde el Ayuntamiento nos dicen que no es cancerigeno, pero este mal olor constante provoca problemas respiratorios graves".

El Foro, que el Ayuntamiento vende en internet cómo: "inmenso, próximo, versátil y comprometido" esconde bajo toda esta grandilocuencia una oscuridad, muy oscura, realidad: La contaminación que procede de la planta incineradora de residuos de Sant Adrià, TERSA. Los vecinos han denunciado la planta ante la fiscalía, que la ha admitido a trámite y ha abierto de oficio una investigación para aclarar los hechos. "Toda incineradora contamina por qué los filtros no lo filtran todo, siempre hay un residuo, en especial las cenizas volátiles, que son muy contaminantes por qué traen una gran cantidad de dioxinas. Que el Ayuntamiento diga que no contamina es una falacia peligrosa y lo hacen para tranquilizar sus conciencias", declara Silvina Frucella, de Airenet.

El consistorio de Colau, consciente que las energías limpias y el ecologismo genera votos, anunció a bombo y platillo, el pasado mes de julio, la creación de Barcelona Energía, una comercialitzadora municipal de energía eléctrica que se abastece de la incineradora de residuos de Sante Adrià. Era una manera de lavar la cara a una de las empresas más contaminantes de la ciudad y que más protestas generan entre los vecinos. "Es la segunda incineradora más grande de España y de las más grandes de Europa, y la tenemos aquí, en medio de un barrio. Quema 360.000 toneladas al año. Es inadmisible y además nos quieren engañar con el tema de la energía limpia, pero es sucia, negra, contaminada y cancerígena".

La palabra cáncer hace encender todas las alarmas, y es el punto de controversia entre vecinos y administraciones. Mientras los vecinos, avalados por un informe de la Universitat Rovira i Virgili, afirman que las dioxinas pueden provocar ciertos tipos de cánceres, la comisionada de salud, Gemma Tarafa niega la mayor y afirma que los vecinos están sobredimensionando las cosas. "Aquí se produce un tercio de toda la contaminación por monóxido de nitrógeno, un agente muy contaminante. Y no es precisamente por los coches, si no por la planta", afirma Frucella de Airenet. Sea por la denuncia de los vecinos, para tapar algunas bocas o para distraer la atención, la incineradora de Sant Adrià ha modificado, en los últimos dos meses, las mediciones de gas y de carbón activado, comparándolos con los números del mismo periodo del año pasado. Para quemar los residuos se usa una temperatura de 850º, en la que se utiliza gas natural. Después los restos se pasan por un filtro de carbón activo. Tersa, este 2018, ha gastado más gas natural para quemar un volumen inferior de residuos, y ha usado un 60% más de carbón activo en sus filtros. "Lo que estaban haciendo hasta ahora, pues queda claro, trabajar por debajo las normas para hacer la planta más competitiva. Pero todo esto genera más contaminación, y cenizas volátiles que se esparcen por los aires, y van a parar, primero, a nuestro barrio. Y esto el Ayuntamiento es consciente, a pesar de que no lo quiera admitir", explica Silvina Frucella.

Para acabar de poner la guinda al pastel, la vivaracha teniente de alcalde de urbanismo, Janet Sanz, también presidenta del Consorcio del Besós, ha presentado el Plan Director Urbanístico del que considera la parcela con más proyección de Barcelona, donde se prevén construir 2000 viviendas, un hotel y oficinas "todo a 500 metros de una incineradora. Un plan magnífico, claro que sí. Poner la gente a vivir dentro de la mierda". Y es que algo continúa haciendo mal olor al Foro.
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides