¿Por qué Quim Torra dice que no acabará la legislatura?

Quim Torra, preparando su discurso del 4 de septiembre
Quim Torra, preparando su discurso del 4 de septiembre

De todos es sabido que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, no se siente cómodo haciendo el trabajo que hace. Fue ungido por su predecesor en plena competencia final con Josep Costa. Los legitimistas puigdemontistas sabían que Torra no haría lo que Carles Puigdemont le hizo a Artur Mas, ningunearlo, y por eso fue el elegido. Siempre que puede, Torra dice que él simplemente es provisional hasta que Puigdemont vuelva.

Resulta paradójica que un presidente diga que el presidente es otro, y que este otro califique de presidente al primero. Todo un galimatías. Pues resulta que Torra explica, siempre en pequeño comité y nunca en público, que él no quiere ser presidente de Cataluña. También dice que ya se ha puesto fecha de caducidad, como si se tratara de un yogur. Dice que no aguantará más allá del mes de marzo.

Torra, como muchos puigdemontistas, creía que la sentencia del Tribunal Supremo sería pública antes de las elecciones municipales y europeas de mayo de 2019, y así se marcharía dejando sitio para Puigdemont. Pero todo parece indicar que eso no será así, y que la sentencia se podría conocer, si no hay más trabas, hacia el otoño del año próximo. A estas alturas recibe las visitas en salas adyacentes al despacho del presidente. La versión oficial es que está en obras. Y así parece ser.

Pero la verdad sería que Torra habría prometido a Puigdemont que él no usaría el despacho presidencial, ni tampoco la Casa dels Canonges. Además, Torra se había resistido a enviar el retrato oficial que todos los organismos de la Generalitat tienen que colgar. Finalmente, lo está haciendo y los ayuntamientos y organismos oficiales lo empiezan a recibir.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides