La Fiscalía quiere investigar a Rato por 850.000 euros en comisiones de Bankia

El exvicepresidente del gobierno central ya está condenado a cuatro años y medio de prisión por las tarjetas black
Título de la imagen
Título de la imagen

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido el juez que investigue a Rodrigo Rato por haber recibido 850.000 euros en «comisiones sin justificación» cuando era presidente de Bankia. El fiscal sospecha que Rato en 2011 y en 2012, recibió esa cantidad en su condición de presidente de Caja Madrid primero y Bankia después y a través de su sociedad patrimonial Kradonara 2001 SL comisiones sin justificación.

En esta causa se investiga a través de varias piezas separadas los negocios y la fortuna de quien fue vicepresidente del gobierno central, en el gobierno del popular José María Aznar, y que llegó a ser también director del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ahora el fiscal pide al titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid que se continúe el procedimiento contra Rato, pero también contra el exsecretario de Estado de Hacienda y exvicepresidente de Bankia, José Manuel Fernández Norniella, y la secretaria de Rato,además de otras 13 personas y dos empresas.

El dinero recibido por Rato tendría el origen en comisiones abonadas por dos sociedades que eran clientes de Bankia a una sociedad el propietario de la cual y gestor es Alberto Portuondo, considerado por los investigadores como un testaferro de Rato.

Portuondo entró a Bankia de la mano de Rodrigo Rato en 2010 y participó en el proceso de selección de aquellas sociedades en los concursos de publicidad que Caja Madrid-Bankia. Portuondo mantenía negocios con Miguel Angel Montero, desde 2008, quien ha sido administrador de diferentes sociedades familiares vinculadas a Rato.

El fiscal dice que «con las finalidades del logro de comisiones de Rato se sirvió de íntimos colaboradores que, como Montero, han trabajado desde mucho tiempos atrás para él, así su secretaria Teresa Arellano a la cual dio altas funciones ejecutivas dentro de la entidad financiera y a su amigo y hombre de confianza José Manuel Fernández Norniella, a quién nombró vicepresidente y consejero».

Rodrigo Rato creó, así, un círculo de confianza también con el responsable de comunicación externa en Caja Madrid-Bankia. El fiscal considera que «todos ellos constituyeron un auténtico grupo de presión dentro de la entidad financiera, actuando como núcleo duro a las órdenes y en beneficio último de Rodrigo Rato».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides