David Madí pone en peligro el pacto con ERC

                         
Título de la imagen
Título de la imagen

El pasado 8 de marzo, Junts per Catalunya (JxCat) y ERC anunciaron que habían cerrado un pacto de gobierno, que prevé un reparto de carteras al 50%. Sólo faltaba escoger la figura del nuevo presidente de la Generalitat, que tenía que ser Carles Puigdemont, después Jordi Sànchez, después Jordi Turull, después otra vez Jordi Sànchez, ahora nuevamente Carles Puigdemont (sabiendo que no prosperará el truco de la modificación de la ley de Presidencia)… con la fecha tope del próximo 22 de mayo en el horizonte.

Si no está claro quién será el próximo presidente, ahora también se tambalea el pacto subscrito entre JxCat y ERC, en especial en lo referente al área relacionada con la política de comunicación y de medios. Según el acuerdo cerrado, ERC pasará a ocupar la presidencia de la Corporación Catalana de Medios de Comunicación (CCMA), mientras que JxCat tendrá la dirección de TV3 y Catalunya Ràdio. Además, el área de medios de comunicación se ha acordado que pasará a depender de la vicepresidencia, en manos de ERC.

Pero en los últimos días, David Madí –que continúa ostentando un gran poder en el PDECat, aunque no tenga ningún cargo orgánico- ha manifestado que este pacto es un disparate y que hay que revisarlo. El antiguo secretario de Comunicación de Artur Mas cree que ceder a ERC la gestión de la distribución de la partida de publicidad institucional es inaceptable y reclama que vuelva a estar controlada por JxCat.

Las presiones han subido de tono y esto incomoda enormemente a los dirigentes de ERC, que ya daban por acordado y cerrado el pacto de gobierno. Además, la discrepancia manifestada por David Madí supone, «de facto», una desautorización del equipo negociador de JxCat, encabezado por Elsa Artadi y Eduard Pujol y que contó, también, con la participación de Francesc Sànchez, el genuino representante de la vieja Convergència.

No se acaban aquí las desconfianzas y patadas bajo la mesa. En ERC detectan con mucha preocupación e indignación cómo Brauli Duart, el actual presidente de la CCMA, está convocando estos días plazas a medida, improvisadas deprisa y corriendo, para garantizar que JxCat continuará controlando este organismo, aunque, formalmente, la presidencia la ocupará una persona designada por el partido de Oriol Junqueras. Es decir, el próximo presidente de ERC de la CCMA se encontrará con un equipo formado por personas de confianza de JxCat que intentarán torpedear su tarea y estas maniobras de última hora encienden los ánimos de la dirección de ERC, que cuestiona la lealtad de sus socios de gobierno a la hora de respetar los pactos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides