El Rey piensa que Cataluña está controlada

felip rei
felip rei

Felip VI volvió hace unos días en Barcelona. La entrega de los despachos a los nuevos jueces de toda España se hacía en el Auditorio y el monarca español presidía el acto. La última vez que el rey estuvo en Cataluña, las protestas se sucedieron, tuvo que oír gritos, insultos y caceroladas, y tuvo que soportar algun discursito crítico con la situación y el trato de la Casa Real a los independentistas.

Para evitar aquel mal sabor de boca que le debía de quedar de la otra vez, alguien pensó que, lejos de intentar hacerle entender el porque de las discrepancias con él, lo mejor era esconderle la realidad y obviar el malestar de una buena parte de los catalanes. De forma que se decidió no invitar al acto a ninguna autoridad ni político catalán, ni del Parlament ni del Ayuntamiento de Barcelona, para que no pudieran perturbar las reales orejas con disidencias diversas. No fuera caso que pudiera pensar que en Cataluña hay quién, siendo independentista o no, discrepa de lo que él proclama sobre España.

Por sí con esto no había bastante, como que los comités de defensa de la república (CDR) habían convocado a los ciudadanos a protestar por la presencia del rey en Cataluña cerca del Auditorio, la dirección de los Mossos, asistida por el 155 y por la Zarzuela, decidió ampliar el perímetro de paso vallando calles y calles. Resultado: Felip VI se marchó pensando que ya estaba todo controlado, en Cataluña. Ni discrepancia, ni disidencia, ni protesta, no percibió.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides