Huelga histórica en Andorra

Los funcionarios dan la espalda al gobierno de Martí con un paro mayoritario
Vaga Andorra
Vaga Andorra

El gobierno de Toni Martí pasará a la historia 75 años después de la última huelga en el Principado protagonizada en 1933 por los obreros de Fuerzas Hidroeléctricas de Andorra (FHASA) que dejaron de trabajar 25 días.

El seguimiento de la convocatoria hecha para este jueves y mañana viernes por los sindicatos de la administración, en contra de la reforma de la Función Pública planteada por el ejecutivo, ha sido un éxito a pesar de que Martí ha cifrado el porcentaje de participación en un 29%. Aun así ha tenido una especial incidencia en el sector educativo, un 80% de profesorado la han secundado, según el Sindicato de Enseñanza Pública (SEP), dentro de un colectivo formado por unos 900 docentes.

También el personal de las dos aduanas, a tocar con España y Francia, se ha movilizado con una huelga de celo haciendo parar intermitentemente los vehículos que querían entrar y salir del país y, a la vez, revisando uno por uno los camiones que entran con mercancía al Principado, dando prioridad de paso a los que cargan productos de primera necesidad. Estas actuaciones han generado colas hasta pasada la aduana de la Fragua de Moles (Alt Urgell).

Justamente este punto fronterizo ha sido el punto de encuentro a primera hora de la mañana de la manifestación de los trabajadores públicos que han recorrido la carretera general hasta llegar al edificio administrativo del Gobierno, en Andorra la Vella. En este punto han ocupado el servicio de Trámites a la planta baja para apoyar al resto de empleados públicos que trabajan durante la huelga. Posteriormente se han dirigido en la sede del Consejo General (Parlamento) donde se ha celebrado una sesión de control al ejecutivo.

A la salida del edificio los miembros del ejecutivo han sido abucheados por cerca de los 900 concentrados. También han recibido fuertes silbidos algunos consejeros generales (parlamentarios) de Demócratas por Andorra (DA). Los gritos de «Gobierno mentiroso» y «dimisión» han resonado en toda la plaza.

El portavoz de la plataforma sindical, Gabriel Ubach, también ha pedido la dimisión del ejecutivo de Martí, asegurando que «ya hemos empezado a recoger firmas y ahora no nos para nadie». El sindicalista ha indicado que el jefe de Gobierno se ha equivocado porque «en toda negociación hay de haber un tira y afloja, pero no se pueden imponer de mala manera las condiciones de las mayorías absolutas y de la aquí mando yo».

Las dos jornadas de huelga se llevan a cabo en contra de la reforma de la ley de la Función Pública que el gobierno andorrano entrará a trámite parlamentario en los días próximos. Los representantes sindicales consideran que hay cuatro líneas rojas que el ejecutivo ha traspasado y que consideran innegociables: las 35 horas semanales, la cobertura por enfermedad del 100%, las medidas correctoras de la carrera profesional y que las vacaciones escolares estén dentro de la ley. A pesar de que las dos partes se han reunido varios golpes en el último mes y medio, de estos encuentros no ha salido ningún acuerdo.

Los actos han tenido continuidad esta tarde y es previsto que mañana viernes se mantengan las movilizaciones con la incorporación de los funcionarios de la justicia que hoy no se han sumado porque no habían comunicado su adhesión a la huelga con un preaviso de 48 horas, tal como lo habían pactado sindicatos y administración.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides