Presión para que dimita Lluís Salvadó

La CUP ha sido la primera formación en pedir que abandone el escaño por sus comentarios machistas
Título de la imagen
Título de la imagen

La filtración de una conversación privada del secretario general adjunto de ERC, Lluís Salvadó, en que hacía comentarios machistas, ha desatado una tormenta de críticas contra él provenientes de toda la clase política catalana.

La CUP, el PSC, el PP y los comunes ya han pedido que abandone el escaño que ocupa en el Parlament. Miembros de Ciutadans e incluso de las filas de ERC -como la líder del partido, Marta Rovira,- han ido expresando en las redes sociales el rechazo a sus palabras.

Salvadó ha pedido disculpas y admite que la conversación es «inapropiada», pero también anuncia que ERC estudia cuáles son las acciones legales oportunas para presentar una querella por la filtración de conversaciones personales que no tienen nada que ver con la organización del referéndum del 1 de octubre, la causa por la cual el juez había autorizado que se le pinchara el teléfono.

El día siguiente al 8 de marzo, Antena 3 emitió la conversación en que Salvadó hacía broma con el alcalde de Sant Carles de la Ràpita, Josep Caparrós, sobre las dificultades para encontrar una candidata para la consejería de Enseñanza. «Es más fácil inaugurar un auditorio que encontrar mujeres», dijo el alcalde, y Salvadó respondió: «Pues mira, la que tenga las tetas más grandes».

La CUP fue la primera en exigir la dimisión de Salvadó por unas palabras «machistas» y «xenófobas». Con todo, los anticapitalistas criticaron el uso «interesado» de la conversación por parte de los filtradors.

En el mismo sentido se expresaron el líder de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, y la número dos, Elisenda Alamany, así como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau que aseguró que «nadie que hable así puede ocupar ningún cargo público».

Por su parte, la portavoz de igualdad del PSC, Beatriz Silva, dijo que Salvadó «no está facultado para representar la sociedad como diputado en el Parlamento».

Desde Ciutadans, la diputada Sònia Sierra consideró «inaceptable» la conversación, y en el PP el delegado del gobierno español, Enric Millo, exigió la dimisión inmediata del diputado republicano.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides