21-D, caras largas en las sedes de C’s y de Esquerra

21-D | Las reacciones
ERC 21-D
ERC 21-D

Las encuestas previas al 21-D pronosticaban dos escenarios que habían provocado en algunas formaciones expectativas realmente favorables. Por un lado, muchos sondeos vaticinaban que la mayoría independentista no se repetiría, y que los constitucionalistas tendrían la oportunidad de negociar un gobierno alternativo al de los soberanistas.

Esto situaba C’s en el centro del tablero y con opciones de que Inés Arrimadas trasladara su despacho a la plaza de Sant Jaume. Por otro lado, casi todas las encuestas apuntaban que ERC ganaría las elecciones o, cuando menos, lideraría el bloque independentista. Esto había provocado en los republicanos expectativas de ocupar la presidencia de la Generalitat y, después de años, ser ellos quienes marcaran el paso a CDC-PDECat-JxCAT.

Pero las urnas son una sorpresa y la soberanía popular se asemeja cada vez menos a las encuestas. Y ni Esquerra ganó las elecciones a JxCAT, ni C’s tenía opciones de gobernar, atendida la mayoría independentista en el Parlament.

Así, en la fiesta electoral de C’s se quiso mostrar mucha alegría por los resultados obtenidos y por haber ganado las elecciones, pero la cara de Arrimadas y Albert Rivera, y sobre todo su contenida actitud, dejaban claro que aquella celebración tenía fondo de funeral.

A ERC, con los mejores resultados de su historia reciente y el grupo parlamentario más grande de la democracia, el regusto era el mismo. Y es que hay alegrías que tienen gusto de fracaso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides