El cura ultra de L’Hospitalet se queda sin parroquia

El arzobispo de Barcelona lo obliga a cogerse un año sabático
Custodio Ballester
Custodio Ballester

El cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, ha obligado a abandonar su parroquia durante un año al cura ultra de L’Hospitalet de Llobregat, Custodio Ballester.

Ballester se ha significado por sus ideas ultras en las cuales ha defendido públicamente el franquismo, pero también ha destacado por sus ideas homófobas.

La última ocasión en la cual el cura hizo apología contra los homosexuales fue el pasado 24 de junio, cuando un feligrés grabó con el móvil una homilía en la cual acusaba los homosexuales de pecadors. Ballester también criticó a los sacerdotes que no condenan el colectivo LGTBI o los desfiles del orgullo gay.

El cardenal Omella ha tomado la decisión de apartar Ballester de su parroquia después de recibir decenas de quejas acusando a Custodio Ballester de actitud homófoba y de hacer apología del franquismo.

Ballester ha promocionado desfiles por las calles de su barrio con banderas franquistas y paramilitares de la Hermandad de Antiguos Legionarios de Cristo, ha celebrado misas en memoria de la División Azul, se ha manifestado contra el aborto y contra la persecución que, a su juicio, se hace a los cristianos desde instituciones como el Ayuntamiento de Barcelona, o se ha fotografiado con líderes de partidos ultras como Democracia Nacional.

Un vez ha conocido la decisión del cardenal Omella, Custodio Ballester ha dicho que «soy sacerdote y mi obligación es aceptar la orden del arzobispo«. En declaraciones a El País, Ballester ha afirmado que el cardenal «es muy generoso, quería enviarme a estudiar a Jerusalén pero he declinado el ofrecimiento. Mi madre no está bien de salud y tengo que cuidarla», y ha añadido que aprovechará este año para acabar su tesis doctoral.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides