Parado el juicio contra Oriol Pujol por el caso de las ITV

El ex-dirigente de Convergencia está negociando un acuerdo con la Fiscalía que le rebaje la pena y a la vez exculpe a su mujer, Anna Vidal
oriol_pujol_comradio
oriol_pujol_comradio

Oriol Pujol Ferrusola todavía no se ha sentado en el banquillo de los acusados en el juicio oral por el caso de las ITV, por más que hace ya nueve meses que parecía que la vista sería inminente. Pero cuando conoció el escrito de la Fiscalía, Oriol Pujol pidió a sus abogados que iniciaran una discreta negociación con el objetivo de evitar cumplir una larga pena de prisión y, a la vez, conseguir que su mujer, Anna Vidal, quedara excluida.

La Fiscalía pide cinco años y dos meses de prisión a quien estaba destinado a suceder a su padre en la presidencia de la Generalitat. El ministerio público también pide tres años y cuatro meses para Anna Vidal, puesto que ella habría sido el canal que Oriol Pujol habría usado para cobrar, presuntamente, las comisiones y los sobornos. En el supuesto de que se llegara a un pacto, evidentemente que esta calificación de la Fiscalía quedaría modificada, pero a estas alturas no se sabe nada y empieza a oler a chamusquina.

SEIS ACUSADOS

En este sumario, que instruye el juzgado n. 9 de Barcelona, la Fiscalía inculpa a seis personas y acusa a Oriol Pujol de tráfico de influencias por las maniobras con las que habría intentado beneficiar empresarios amigos con la futura adjudicación de estaciones de ITV. Según la acusación, Oriol Pujol se valió de su cargo para colocar en el departamento de Industria a una persona de su plena confianza, Josep Tous, que tenía que actuar como intermediario en el conflicto abierto en el sector de las ITV.

Pero Josep Tous no era un árbitro imparcial, porque jugaba con uno de los «equipos«. Concretamente con el de Sergi Alsina, que le retribuía mensualmente con 2.360 euros, según consta en el escrito de la acusación. A la vez, uno de los empresarios de las ITV, Ricard Puignou, pagaba a Sergi Alsina a cambio de sus influencias, teniendo en cuenta su conocida amistad con Oriol Pujol.

Finalmente, el plan diseñado para quedarse con el mejor reparto de las concesiones de las ITV se paró ante la investigación judicial. Pero la trama de las ITV sólo fue la punta del iceberg, porque entonces se descubrió que Oriol Pujol cobraba comisiones de su amigo Sergi Alsina por otras operaciones vinculadas con la Generalitat, pero lo hacía a nombre de su mujer. El problema era que los trabajos facturados por Anna Vidal, según la acusación, eran ficticios.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides