Hospitales en el ojo del huracán

El Hospital de Reus se hace insostenible y el de Mataró está colapsado
Hospital Sant Joan de Reus
Hospital Sant Joan de Reus

El Hospital Sant Joan de Reus cerrará el ejercicio de 2016 con un agujero de 8,4 millones de euros, y esto provoca que su situación financiera sea critica. El Diario de Tarragona explica que a pesar de que las cifras todavía no son oficiales, lo más grave es que todavía no se ha encontrado una solución al problema, y esto hace que se ponga en cuestión la viabilidad del modelo, todo y el rescate que se hizo con el traspaso de cuatro millones de euros del fondo de reserva del Hospital Comarcal de Móra d’Ebre con la voluntad de incrementar el capital social del Sant Joan.

Este traspaso de dinero permitirá que el hospital cierre la cuenta de resultados de 2016 con cuatro millones de euros, pero sin solucionar sus graves problemas de base. De las medidas anunciadas para revertir esta situación sólo se ha aplicado una, las vinculadas al Ayuntamiento, con la exención del IBI o condonación del Plan de Ajuste.

Otro problema es que hay el hecho del aumento que refleja la partida de personal, puesto que el Hospital de Reus se ha gastado alrededor de 2,5 millones de euros más para pagar a su plantilla. Mientras que el 2015 pagó 55,8 millones de euros, el año pasado la cifra fue de 58,2 millones.

La dirección del hospital está en medio de unas negociaciones con la plantilla de trabajadores para aprobar el nuevo convenio colectivo y el pago de las retribuciones variables en función de los objetivos de 2016, unas retribuciones que la concejal de Salud, Noemí Llauradó, ha anunciado que no se pagarían mientras que el Sant Joan estuviera en déficit.

Para acabar de redondear el tema, la indefinición del proyecto de la región sanitaria y la reducción de la aportación económica del CatSalut es uno de los otros problemas a los cuales se enfrenta el Hospital de Reus.

La intervención de la Generalitat perpetúa el colapso del Hospital de Mataró
Los trabajadores del Hospital de Mataró han ido al Consejo Comarcal del Maresme (Barcelona) buscando una solución a su crítica situación, según Crónica Global. Con una deuda de 2,1 millones de euros, el departamento catalán de Salud se hizo cargo de la gestión del centro en 2015, una intervención que está previsto que acabe a finales del 2018, pero la situación está lejos de mejorar y, de momento, se perpetúa.

Los profesionales se quejan de un aumento continuo de las listas de espera, una obsolescencia del instrumental cada vez más acusada y carencias arquitectónicas. Cómo que no reciben respuesta del departamento del consejero de Salud, Toni Comín, los trabajadores del Hospital de Mataró han decidido hacer llegar sus inquietudes a la Administración de la comarca del Maresme.

Y es que no sólo es el Hospital de Mataró el que está saturado, sino que los otros centros que forman parte del Consorcio Sanitario del Maresme (CSdM) también pasan por problemas, aseguran fuentes sanitarias. «Una auditoría técnica cuantifica en 23,7 millones de euros la carencia de presupuesto para el CSdM, 10,5 millones de los cuales son urgentes; hace un año que el departamento conoce estos resultados y todavía no hemos recibido respuesta», indican las fuentes sindicales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides