SOS de los vecinos de Molina d’Alp por los daños medioambientales

Una plataforma de vecinos lleva a cabo una campaña reclamando medidas urgentes para preservar esta zona de los Pirineos
Título de la imagen
Título de la imagen

La plataforma Salvemos La Molina ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas mediante la web change.org con el objetivo de presentarlas ante el Síndico de Agravios para dar más fuerza a las reclamaciones que la asociación ha hecho ante el Ayuntamiento de Alp. La plataforma reclama la rápida actuación sobre importantes carencias que afectan a la Molina, como por ejemplo el grave deterioro y carencia de conservación de numerosos edificios, infraestructuras y otros elementos urbanos, así como la lentitud del consistorio para hacer los arreglos solicitados.

Por ahora, la iniciativa ha reunido más de 250 firmas después de que el Síndico de Agravios ya haya abierto cuatro expedientes para pedir explicaciones. Bajo el eslogan «Ayúdanos a seguir adelante en el control del medio ambiente y el mantenimiento de este emblemático y bonito paraje de los Pirineo catalanes«, la entidad destaca los conflictos abiertos con el Ayuntamiento de Alp.

Entre estos litigios destaca el grave deterioro y carencia de conservación de edificios e infraestructuras, la lentitud del consistorio en llevar a cabo el mantenimiento, la dificultad de conocer los ingresos municipales obtenidos de la Molina, así como la relación de ingresos generados por los impuestos que pagan los vecinos, los gastos hechos en trabajos los últimos cuatro años y conocer el balance de ingresos y los presupuestos para el presente ejercicio 2017 que activen la mejora general de todos los barrios.

Además, solicitan que se pueda hacer efectiva la restauración del vertedero porque no se requirió al propietario del terreno que hiciera la restitución total para volverlo a su estado original. Durante más de ocho años se han acumulado 80.000 metros cúbicos de vertidos ilegales en un espacio catalogado de especial interés. La zona afectada es el camino del Agua de la Molina, a tocar de las pistas de esquí.

Según los ecologistas, la repoblación de árboles es necesaria por el peligro de desprendimentos que hay debido a la erosión actual. La omisión de restaurar el terreno resulta especialmente grave al existir una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que impone hacerlo.

También hay una resolución del mismo departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña que obliga a iniciar un proceso para restituir la apariencia original del terreno, un bosque. El mandato del TSJC del año pasado es firme y ya responde a un recurso presentado en 2012 por el Ayuntamiento a una sentencia previa. Según la presidenta de Salvemos La Molina, Núria Martí, a estas alturas «el ayuntamiento no ha entregado a la entidad las diferentes informaciones que hemos pedido, mientras que se va retrasando la ejecución de las actuaciones que le pedimos«.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides