Mas niega la existencia del 3%

El ex-presidente pone la mano en el fuego por los ex-tesorereros convergentes Osàcar y Viloca
mas pastor sexta
mas pastor sexta

El ex-presidente de la Generalitat Artur Mas ha negado categóricamente que Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) se haya financiado irregularmente. En otras palabras, ha descartado la existencia de la trama del 3% que se investiga en un juzgado de El Vendrell tildando, en una entrevista en La Sexta, de «mentira» el supuesto intercambio de contratos de obra pública por donaciones, detectado por los investigadores.

Una y otra vez ha reiterado que «no hay caso», que «no hacía falta investigar» y que todas las donaciones que recibió CDC eran «transparentes, legales y están en la contabilidad». De hecho, ha puesto la mano al fuego por los dos últimos tesoreros del partido, Daniel Osàcar y Andreu Viloca, señalados en los casos del Palau de la Música y del 3%. Sobre ellos ha dicho que son personas «intachables» y que «nunca se meterían un euro en el bolsillo».

Más revelaciones
Durante las últimas horas, sin embargo, se han publicado varias informaciones significativas sobre la presunta trama del 3%. Según ha revelado Vozpópuli, basándose en el contenido del sumario, la Guardia Civil encontró en el despacho de Andreu Viloca hasta 60 pruebas del 3%, entre ellas el poder especial que Mas otorgó al entonces tesorero para manejar «negocios del partido».

Además, El Español ha publicado que Viloca tenía escondidas notas manuscritas sobre los presuntos pagadores de comisiones del 3% en un armario de su casa, así como un listado de contactos empresariales de 13 folios en un portadocumentos donde figuraban los nombres de los también imputados Josep Manel Bassols, Sergio Lerma, Xavier Tauler, Jordi Soler y Jordi Sumarroca, entre otros. Según la misma información, Viloca extrajo los datos de los ordenadores de CDC después de que la Guardia Civil registrara la sede del partido, con el objetivo de avisar a los empresarios investigados para que destruyeran pruebas.

Por otro lado, Artur Mas ha sido señalado por primera vez directamente en el caso del 3% por parte de un empresario que ha declarado como testigo protegido. Ha explicado que el presidente del PDEcat, antes de presidir la Generalitat, se reunió con él en la sede de CDC y lo redirigió al ex-consejero Germà Gordó, que fue gerente de Convergència. En su declaración, cuya existencia han confirmado fuentes judiciales, el empresario ha dicho que el eje de la conversación con Mas era el pago de donaciones a cambio de adjudicaciones de obra pública.

Todavía en el marco de este caso, una auditoría interna de CDC incluida en el sumario señala que el partido ingresó 3 millones de euros entre 2009 y 2013 mediante la venta en efectivo de miles de talonarios de 50 a 250 euros, ha publicado El País. Se trataría de una nueva vía de financiación irregular que no dejaba rastro de los donativos. Con la ley en la mano, los pagadores de más de 300 euros tienen que estar identificados, pero los talonarios facilitaban eludir el límite y mantenerlos en el anonimato.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides