El cónsul manda

Retirado un artículo de la ley de medidas fiscales para no perjudicar los intereses de dos franquicias norteamericanas de 'fitness'
Título de la imagen
Título de la imagen

En el Parlamento más independentista de la historia y que hace bandera del «derecho a decidir» resulta que quién manda es… el cónsul de los Estados Unidos en Barcelona, Marcos Mandojana. Esto es lo que hay que inferir después de que la representante de Junts x Sí en la comisión de Economía y Hacienda, Maria Senserrich (PDECat), haya forzado la retirada del artículo 181 del proyecto de ley de acompañamiento de presupuestos que se está tramitando en la cámara catalana.

Este artículo preveía la modificación puntual de la ley del Deporte del año 2000 para que, a partir de ahora, en todos los establecimientos públicos donde se practica la actividad física haya un técnico acreditado que vele y supervise los ejercicios con el objetivo de evitar problemas de salud. En principio, esto podría parecer una medida razonable y positiva… pero ha desatado una guerra de intereses económicos que ha saltado a la política y, incluso, a la alta diplomacia.

En el trasfondo de este conflicto está la agresiva estrategia de implantación y expansión en Cataluña de dos franquicias norteamericanas de fitness -Anytime y Snap- que funcionan casi sin personal y que abren las 24 horas. Para entendernos: mientras, por ejemplo, cada uno de los clubes del grupo Claror tiene, de media, unos 76 empleados, los de Anytime, que abren día y noche, solo tienen seis por cada centro. Esto hace que los costes sean brutalmente inferiores y que estas dos franquicias puedan ofrecer unos precios low cost por debajo de los de mercado.

Como es obvio, esta estrategia de reducir el personal de atención al mínimo tiene un riesgo potencial para los clientes que se dejan seducir por los precios low cost de los fitness made in USA. ¿Qué pasa si un usuario tiene una crisis cardíaca o se hace daño con los aparatos de musculación a las tres de la madrugada? De aquí que las entidades y empresas que gestionan los fitness «normales» vieran con buenos ojos la introducción de este artículo en la ley de acompañamiento de presupuestos, que garantiza la presencia permanente de un monitor.

Pero Anytime y Snap tienen los brazos muy largos. Según explica la revista CMD Sport, publicación de referencia en el sector del fitness, hicieron llegar su queja por este artículo 181 de la ley de acompañamiento de presupuestos al cónsul de los Estados Unidos en Barcelona que, a su vez, se habría reunido con la consejera de Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, para expresarle su protesta por este «ataque» contra los intereses de estas dos empresas norteamericanas. EL TRIANGLE ha hablado con la oficina de prensa del consulado y la respuesta ha sido un poema: «No damos información sobre la agenda del cónsul» (sic).

Lo cierto es que, por arte de magia, este artículo 181 que figuraba en el proyecto de ley presentado por el gobierno de Junts por el Sí ha sido retirado, en el trámite de debate en comisión, por la representante de la coalición que da apoyo al gobierno, Maria Senserrich, con el argumento que atenta contra la libre competencia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides