La sanidad catalana, pionera en la lucha contra la mutilación genital femenina

Millones de mujeres en el mundo son mutiladas y condenadas a un sufrimiento continuo, infecciones y riesgo de muerte
Título de la imagen
Título de la imagen

Tener el control sobre el cuerpo femenino, sobre la sexualidad femenina, es una batalla que se pierde en el fondo del tiempo. Bajo el precepto de la religión y la pureza se han cometido aberraciones en el cuerpo de las mujeres, y todavía hay alguna que se mantiene, como la ablación genital. En más de 30 países y a más de 200 millones de niñas y jóvenes se les ha practicado una ablación genital el último año, un ritual que mezcla creencias, religión, tradición y mercadeo, porque una mujer en estos países no se podrá casar, no vale nada, si no le han hecho la ablación.

Esto que parece tan lejano, de tierras africanas, a las antípodas de nuestra civilizada cultura occidental, pasa también bajo nuestras narices. En España hay una población de cerca de 200.000 personas procedentes de países donde se practica la ablación, como por ejemplo el Senegal, Nigeria, Mauritania o Gambia, y se calcula que hay más de 17.000 niñas, nacidas ya en España, en riesgo de ser sometidas a esta práctica.

A pesar de que existe un protocolo de actuación a nivel estatal y autonómico, que pone en alerta policía, servicios sanitarios y sociales, los casos se van dando con cuentagotas. Generalmente las chicas son enviadas al país de origen de sus padres, pero la Policía Nacional ya está alertando sobre los primeros casos de ablaciones locales, realizadas por supuestos médicos sin titulación, que aprovechan una fachada falsa de supuesto centro sanitario para hacer estas prácticas.

PROGRAMA DE PREVENCIÓN

A pesar de que existe un cierto riesgo, las campañas de prevención y concienciación parece que empiezan a calar entre las mujeres migrantes africanas. Un ejemplo son las visitas en centros sanitarios para hacer la reconstrucción genital. Durante el mes de febrero, el Hospital Clínico de Barcelona realizó 11 operaciones quirúrgicas de reconstrucción del clítoris a mujeres mutiladas.

Este es un programa pionero en toda España y que forma parte de la sanidad pública. Las jóvenes, entre 18 y 25 años, habían sido derivadas desde los servicios de ginecología y tres de ellas habían nacido en Cataluña. Todas habían sido mutiladas en países africanos cuando tenían dos o tres años. La operación para la recuperación del clítoris no es tanto un hecho sanitario como la devolución de su sexualidad a estas chicas, que viven este hecho como un trauma.

Este tipo de operaciones ya se hacen desde hace algunos años en la Clínica Dexeus, que ha realizado unas 85 intervenciones desde el 2007, 12 de estas en 2016. El perfil de las mujeres, según ha facilitado el centro sanitario, es de jóvenes de origen africano de unos 27 años, nacidas en su país o que llegaron aquí durante la niñez. La mayoría provienen de Barcelona y Girona, a pesar de que en los últimos años ha aumentado el número de mujeres que vienen de Madrid.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides