Baile de alcaldías e infidelidades entre socios de gobierno de JxS

El PSC gana protagonismo en algunos ayuntamientos, pero está a punto de perder el feudo histórico de Malgrat
Título de la imagen
Título de la imagen

La política municipal, ya se sabe, no guarda relación con los juegos de alianzas que se hacen en el Parlament para sostener el gobierno de la Generalitat. Pero, desde hace unos meses, los dos socios de la coalición Junts pel Sí están inmersos en una sorda batalla en algunos ayuntamientos que denota la gran pugna que entregan para el control territorial y para la hegemonía electoral del segmento nacionalista.

Las hostilidades empezaron ahora hace un año en Caldes d’Estrac (Maresme), cuando una alianza de ERC y PSC desbancó al alcalde convergente Joaquim Arnó, que había ganado las elecciones. Este mes de enero, el actual presidente de la Diputación de Girona, Pere Vila, ha recuperado la alcaldía de Llançà (Alt Empordà), gracias al apoyo de los dos regidores del PSC, que secundaron la moción de censura contra el alcalde de ERC, Guillem Cusí. Según este pacto de gobierno, Pere Vila, que ya fue alcalde durante doce años, pasará la vara al socialista Francesc Guisset durante el último año y medio del mandato.

PACTO EN SANT CUGAT

La presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de Sant Cugat del Vallès (Vallès Occidental), Mercè Conesa -que tiene un papel relevante en el nuevo PDECat-, también ha buscado el apoyo del único regidor socialista de la ciudad, Pere Soler, para fortalecer su gobierno municipal. Hasta ahora, Mercè Conesa ostentaba la alcaldía en minoría (11 de los 25 regidores), con ERC como principal aliado para aprobar los presupuestos.

Desde las pasadas elecciones municipales, la alcaldesa había ofrecido reiteradamente una coalición de gobierno a los republicanos, que tienen tres regidores, parecida a la que les da el control en la Diputación de Barcelona. Ante las calabazas que ha recibido de la agrupación local de ERC, Mercè Conesa ha acabado cerrando un acuerdo con el regidor socialista Pere Soler, que ha pasado a ocupar el cargo de teniente de alcalde de Ocupación y Políticas comarcales, a pesar de que continúa sin tener la mayoría absoluta en el consistorio.

El PSC ha recuperado la histórica alcaldía de Vilanova del Camí (Anoia), que tuvo durante 36 años, gracias a la moción de censura que se ha votado este pasado martes, día 31 de enero. La hasta ahora alcaldesa, Vanessa González, que encabezaba una escisión local del PSC inspirada por el ex-alcalde Joan Vich, gobernaba en coalición con ERC y CiU. El nuevo cartapacio municipal estará encabezado por Noemí Trucharte (PSC), con el apoyo de una estrambótica alianza que reúne cuatro partidos, entre los cuales está la agrupación Decide, creada y liderada por el personaje mediático El Yoyas, a pesar de que no ostenta el acta de regidor. 

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides