Los huevos de la justicia

Ni el más habilidoso de los guionistas habría compuesto un diálogo tan hilarante como este:

Fiscal: ¿En su intervención usted llamó a «per fer una truita cal trencar els ous«?… ¿Qué significa esa expresión? No estaban ustedes haciendo una tortilla… ¿En qué sentido lo dijo?

Coma: Es una expresión catalana. Para conseguir algo algunas veces hace falta… romper los huevos… ir más allá para superar una situación injusta.

F: ¿Y esa rotura significa el uso de la fuerza?

C: Nunca, nunca he defendido la violencia.

F: Digo que si la expresión «per fer una truita cal trencar els ous»… significa o no que a veces hay que utilizar… los huevos no se rompen solos… hay que utilizar la fuerza o medidas para que se rompan.

C: No, es una metáfora.

F: ¿Es una metáfora que implica o no el uso de fuerza? En este caso, ¿la truita es el marco constitucional español? ¿Es el catalán? ¿Qué es?

Y el interrogatorio del fiscal Vicente González Mota a Joan Coma -el concejal de Vic investigado por la Audiencia Nacional española por un presunto delito de provocación a la sedición- continúa en la misma línea. El hombre quiere hacerle decir a toda costa que con la metáfora, que Coma pronunció en el transcurso de un pleno en Vic, había hecho un llamamiento a la desobediencia. Por eso el fiscal se empeña en querer relacionar la rotura de los huevos con el uso de la fuerza y la tortilla con el marco constitucional. El fiscal debería saber que para hacer una tortilla los huevos se deben romper delicadamente.

Lo fastidioso del caso es que el interrogatorio iba en serio, que el fiscal no es payaso (al menos no en el sentido profesional del término), y que Joan Coma no era objeto de una inocentada filmada con una cámara indiscreta. La cosa es que esto pasó en un juzgado y la broma puede costarle cara al concejal catalán. No puede ser que en pleno siglo XXI un fiscal pierda su tiempo y nos lo haga perder a todos con los huevos y la tortilla, y que un concejal pueda ser acusado de provocación a la sedición por este joc d’ous (juego de huevos).

Hace gracia descubrir después que la vicepresidenta española Soraya Sáenz de Santamaría también había usado la misma expresión en otro contexto; supongo que en este caso el fiscal interpretará su uso como un derecho a la libertad. Por otra parte, refiriéndose al referéndum, el president Puigdemont dijo: «Per quins set ous (por qué narices) los catalanes no podemos hacer lo que otros países democráticos han hecho, hacen y harán«. A ver cómo le explica Puigdemont al fiscal qué demonios quiere decir la expresión «per quins set ous» (también llamada aquí «per quins cinc ous«). Me gustará ver la cara que se le pone cuando le digan que viene de un uso medieval que condenaba a pagar cinco huevos aquella persona que se metía donde no le llamaban. Cinco huevos para el fiscal.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario