Amazon, a la conquista del cesto de la compra

La incursión de Amazon en el producto fresco pone en guardia al comercio catalán. Pimec pide al gobierno que promocione las tiendas de proximidad
Título de la imagen
Título de la imagen

Un kilo de tomates, la leche, el jamón dulce, una malla de naranjas, yogures, una merluza, detergente para la ropa, pasta de dientes, comida para el perro… un clic con el ratón del ordenador y esperar tranquilamente que llegue el pedido a casa en menos de dos horas. Las grandes superficies optan por el modelo online, y Amazon, el gigante de la distribución, ha subido al carro revolucionando el sector: entregas ultra rápidas de producto fresco en solo una hora.

Los pequeños y medianos tenderos, que son la base del tejido comercial catalán, se sienten amenazados por estos grandes distribuidores que se sientan a la mesa para dar un fuerte bocado al pastel del comercio. Para Àlex Goñi, presidente de Pimec Comerç, la manera de luchar y hacer frente es «con la proximidad, la calidad y el trato con el cliente, cosa que a través de internet no se puede hacer. El problema es más conceptual. La venta online nos trae a un nuevo modelo de cliente de comercio que desaparece físicamente y se convierte en un número de teléfono por el cual luchará todo el mundo. Pero no todos queremos desaparecer como clientes del comercio de calle, hay gente que prefiere ver el género, tocar, remover… hay muchos modelos de comprador y una tradición de comercio muy arraigada que esperamos no perder«.

DE LOS LIBROS Al SUPERMERCADO

En el centro de Barcelona, la multinacional Amazon ha abierto un espectacular almacén de 3.800 metros cuadrados dedicados a la venta de producto de supermercado, donde hay oferta de producto fresco, refrigerado y congelado. La diferencia respecto a otros supermercados online es la entrega. «La combinación de entregas super rápidas y la cantidad de referencias, más de 20.000, hace que este, sea un servicio pionero, por eso necesitábamos estar en el centro de Barcelona con una tecnología logística muy avanzada que nos permita hacer entregas en una y dos horas» explica Adam Sedó, portavoz de Amazon.

La empresa ha ocupado el espacio de la antigua editorial Gustavo Gili. De los libros al supermercado. Esta apuesta por Barcelona culmina con el proyecto de macrocentro logístico que está levantando en el Prat de Llobregat. Un almacén que hace soñar a las administraciones por la inyección de dinero y trabajo que supone. Pero la sombra de Amazon es alargada: interesa a los empresarios que ven una ventana para poder vender sus productos y a las autoridades por la cantidad de puestos de trabajo que se prevén con la construcción del gran almacén logístico del Prat, que dará trabajo a 1.500 personas.

Los comerciantes se han sentido un poco molestos por estas excesivas atenciones a Amazon por parte de la Generalitat, y así lo han hecho saber a través de una nota de prensa de Pimec Comerç. «La administración tiene que incentivar todo tipo de comercio: pequeño, medio, grande u online, para que el cliente tenga la opción de poder elegir como quiere comprar. Tantos halagos a estas grandes plataformas de distribución no nos gustan mucho, y más cuando muchas están en paraísos fiscales o en países que tributan menos. Nosotros estamos aquí, y pagamos impuestos aquí», afirma Àlex Goñi.

Amazon se está convirtiendo en el objetivo a batir. «Afectará sobre todo a las grandes superficies«, afirma Goñi, pero también supone una oportunidad para el pequeño comercio. «Somos un market place -explica Adam Sedó-, una web abierta a terceros. Un productor puede subir sus productos a Amazon y venderlos. Un 22% de las empresas que están vendiendo son pymes catalanas». Las ventas online preocupan al pequeño comercio, pero el gran golpe ha sido el producto fresco, el tradicional bastión de la tienda de barrio.

Desde Pimec hacen hincapié en la trazabilidad de los productos: «En las tiendas la gente ve de donde vienen los productos que vendemos«. Pero la respuesta de Amazon no se hace esperar: «Tenemos dos tipos de acuerdos, con las marcas concretas y con Mercabarna, que nos suministra el producto fresco. La cadena de frío está más que garantizada«. Amazon dejará espacio, como asegura Pimec. Pero, ¿a quien afectará más? Esta es la gran pregunta.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides