El PSOE castiga, sin escarnio, al PSC

Meritxell Batet salta del cargo de la dirección del grupo parlamentario, pero la plaza queda vacante
Título de la imagen
Título de la imagen

Siguen las represalias del PSOE hacia los diputados del PSC en el Congreso que rompieron la disciplina de voto en la investidura de Mariano Rajoy. Después de que José Zaragoza no siguiera como presidente de la comisión mixta para la Unión Europea, ahora le ha tocado el turno a Meritxell Batet, que encabezó la lista del PSC al Congreso en las pasadas elecciones del 26J.

Meritxell Batet formaba parte de la cúpula del grupo parlamentario socialista en la cámara baja, y ha sido expulsado de este órgano, pero la dirección del PSOE ha decidido dejar vacante su plaza. Ahora se contemplan dos posibilidades para cubrir la plaza que ha dejado Batet, la de darla a otro diputado del PSC cuando se redefina el nuevo marco de relaciones entre el PSOE y el PSC, o incluso, que Batet la vuelva a ocuparla cuando las aguas vuelvan a su cauce.

De hecho, Batet ha considerado que es «un gesto de buena voluntad» el hecho que quede vacante su silla en la dirección del grupo socialista y el que se hayan mantenido los diputados del PSC como portavoces de área, a la espera de nuevos acontecimientos. Así, la dirección de PSOE ha decidido mantener como portavoces del área de Educación a Manuel Cruz, a la del Pacto de Toledo a Mercè Perea, y a la de Políticas Integrales para la Discapacidad a Joan Ruiz.

La diputada del PSC ha dicho que la decisión que ha tomado la dirección del grupo socialista era «lo esperado», aunque para la dirección del PSC se hubiera preferido «que no se hubiera producido en estos términos». La comisión mixta PSC-PSOE que se tiene que encargar de reformular las relaciones, entras las dos formaciones socialistas, estará formada por el andaluz Mario Jiménez, más Elena Valenciano y Francisco Fuentes por parte del PSOE, y por Antoni Balmón, Salvador Isla, y la misma Meritxell Batet por parte del PSC.

Purga definitiva contra los seguidores de Sánchez 
Con quien sí que ha sido contundente la actual dirección del PSOE, representada por la comisión gestora del partido presidía por el asturiano Javier Fernández y tutelada por la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha sido con los seguidores del anterior secretario general del partido, Pedro Sánchez

La purga ha sido contundente, y ha saltado de los cargos de responsabilidad del grupo socialista al Congreso la balear Sofía Herranz, También ha saltado de la dirección del PSOE en la cámara baja la diputada aragonesa Susana Sumelzo, y en su lugar han puesto al diputado por Salamanca David Serrada que estará de portavoz socialista de Cooperación Internacional al Desarrollo.

La excepción que confirma la regla ha sido la diputada independiente en las filas socialistas Margarita Robles, que a pesar de ser una defensora clara los postulados que defendió hasta el último momento Pedro Sánchez, seguirá de presidenta de la Comisión de Justicia.

Ahora la dirección del grupo socialista en el Congreso queda de la siguiente manera: Antonio Hernando continuará como presidente y portavoz, Miguel Ángel Heredia seguirá como secretario general, como portavoces adjuntos siguen Isabel Rodríguez, Marisol Pérez y José Luis Ábalos, y se añade Pedro Muñoz, que ocupará la vacante de Sofía Hernanz. Y la plaza de quinta portavocía adjunta de la dirección, que ocupaba Batet, queda vacante hasta que se clarifiquen las relaciones entre PSOE y PSC.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides