¿Qué ha perdido Pedro J. Ramírez?

Título de la imagen
Título de la imagen

El chalé que tenía, junto con su ex-esposa, la diseñadora y aristócrata Agatha Ruiz de la Prada, en la urbanización de Son Servera (Mallorca). A raíz de la fulminante separación de esta pareja –debido a la nueva relación sentimental que ha iniciado el periodista, editor del diario El Español-, Agatha Ruiz de la Prada se ha quedado, entre otras pertenencias del matrimonio roto, con el ático que compartían en el paseo de la Castellana de Madrid y el chalé de Mallorca.

Este chalé, situado en la Costa de los Pinos, fue años atrás motivo de un encendido rifirrafe entre el periodista –entonces director de El Mundo– y los ecologistas e independentistas mallorquines. La piscina de la mansión estaba ubicada en zona litoral de dominio público y fue ocupada y denunciada por su ilegalidad. Finalmente, el Tribunal Supremo dictaminó, en dos sentencias del año 2013, que esta polémica piscina tenía que ser de uso público.

Pedro J. Ramírez y Agatha Ruiz de la Prada, marquesa de Castelldosrius y baronesa de Santa Pau, vivían juntos desde hacía 30 años y decidieron casarse el pasado mes de junio para garantizar la herencia de los derechos nobiliarios a sus dos hijos, Tristán y Cósima. La ruptura de esta pareja mediática ha dejado atónitos a sus amigos íntimos, como Federico Jiménez Losantos, que no sospechaban nada.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides