PSOE: congreso y primarias exprés

Sánchez anuncia un congreso a primeros de diciembre y primarias para escoger al líder partido, el 23 de octubre
Pedro Sanchez (PSOE)
Pedro Sanchez (PSOE)

El secretario general del PSOE ha hecho una huida hacia adelante a partir de los desastrosos resultados electorales de los socialistas en las elecciones de Galicia y Euskadi, de este fin de semana. Pedro Sánchez ha anunciado en la comisión permanente de la ejecutiva federal del PSOE, celebrada este lunes, que convocará un congreso ordinario, a principios de diciembre, y elecciones primarias, el próximo 23 de octubre, donde quede claro quién es el líder de los socialistas españoles.

Esta propuesta hacía semanas que se estaba preparando dentro de la dirección de Ferraz, todo y la opacidad sobre este extremo por parte de la cúpula del PSOE, con la intención de sobrevivir a los críticos que quieren la dimisión del actual secretario general del partido. Con esta convocatoria, Sánchez podría evitar el que hubiera en breve una dimisión de la mitad más uno de los miembros de su ejecutiva, cosa que provocaría la caída inmediata de la actual dirección del partido, poniéndolo en manos de una gestora. El próximo congreso de PSOE, ya se convocó el pasado mes de enero, pero se pospuso para evitar que coincidiera con las elecciones del 26J.

En caso de que se cumpla la propuesta de Pedro Sánchez, empezaría a contar el plazo de 60 días desde este sábado, con el que el 39º Congreso se celebraría los días 2, 3 y 4 de diciembre, a pesar de que ya con un líder decidido, pues las primarias se celebrarían el 23 de octubre. Esto pasaría una semana antes de la disolución de las Cortes Generales, si no acaba habiendo formación de gobierno, cosa que haría que el líder del PSOE acabara siendo, sin duda, el también nuevo candidato del partido a las nuevas elecciones generales. Sánchez busca el apoyo de las bases para mantener su no a Mariano Rajoy, y el apoyo a su estrategia de intentar un ejecutivo con Podemos y Ciudadanos.

De todos modos, a Pedro Sánchez le hace falta el visto bueno del comité federal del partido, para poder convocar congreso y primarias para finales de octubre. Sánchez quiere que sean los militantes los que decidan el futuro liderazgo del partido, y evitar que sea la lucha entre barones la que acabe decidiendo quién manda dentro del PSOE.

A esta situación se ha llegado, después de los males resultados electorales de este fin de semana y de la insistencia de Pedro Sánchez de evitar la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno central, una posibilidad que no han descartado algunos de los líderes territoriales del PSOE, empezando por el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, o la misma presidenta andaluza, Susana Díaz. Todo se ha precipitado a raíz de los nefastos resultados electorales del PSOE de este fin de semana, en unas comunidades autónomas, la gallega y la vasca, en las que Pedro Sánchez hizo una apuesta personal para dos candidatos que le son cercanos, Xoaquín Fernández Leiceaga e Idoia Mendia, respectivamente.

Podemos empieza a romper pactos con el PSOE

Y todavía están calientes los resultados electorales de Galicia y Euskadi, cuando Podemos ha decidido, este mismo lunes, romper el pacto de gobernabilidad que mantenía con el PSOE en Castilla-La Mancha. El líder castellano manchego de Podemos, José García Molina, ha anunciado por sorpresa que daban por roto el pacto autonómico con el PSOE. Un pacto que llevó a Emiliano García-Page a la presidencia de Castilla-La Mancha, a pesar de que Maria Dolores de Cospedal había obtenido más diputados en las pasadas elecciones del 2015. Hoy los 33 diputados de Parlamento regional de Castilla-La Mancha están distribuidos de la siguiente manera: 16 del PP, 15 del PSOE y 2 de Podemos. 

Ahora el presidente García-Page se queda en minoría para seguir gobernado la comunidad autónoma. El líder castellano manchego de Podemos ha afirmado que rompían el pacto, porque García-Page había decidido gobernar sin tenerlos en cuenta, y porque el presidente castellano manchego había estado más preocupado de los problemas internos de liderazgo del PSOE, que no de Castilla-La Mancha. Esta decisión se ve como un aviso a otros dirigentes territoriales del PSOE que gobiernan con el apoyo de Podemos, y que se muestran contrarios a un posible pacto de futuro, para el gobierno de España, entre las dos formaciones políticas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides