Un Congreso de los Diputados desaprovechado

El pasado día 13, el Congreso de los Diputados aprobó, con los votos favorables de todos los grupos menos el PP, que votó en contra, y Ciudadanos y el PNV, que se abstuvieron, que se tramite la proposición de Ley 25 de Emergencia social presentada por Podemos. Esta iniciativa prohíbe los desahucios, si a los afectados no se les ofrece una vivienda alternativa, condona deudas hipotecarias y garantiza el suministro de agua, gas y luz a las familias sin recursos. Este mismo Congreso también ha aprobado, en los últimos días, una proposición no de ley que deroga la Ley de Seguridad Ciudadana (ley mordaza) o la paralización de la implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), conocida como Ley Wert.

Desde que se constituyó el Congreso surgido de las elecciones generales del 20 de diciembre no paran de aprobarse propuestas, proposiciones e iniciativas progresistas, que apuntan a desmantelar la legislación antisocial elaborada gracias a la mayoría absoluta del PP de los cuatro años anteriores.

Pero que se aprueben no quiere decir que se apliquen. El Gobierno sigue siendo el mismo. Dice que está en funciones y que sólo puede hacer lo que le venga en gana. Es decir, se niega a comparecer para explicar la política que hace pero se reserva el derecho a recortar el presupuesto en 2.000 millones de euros o a negarse a buscar una financiación autonómica acordada con las comunidades autónomas.

Tenemos un Congreso más receptivo a las necesidades de la ciudadanía y el mismo gobierno conservador que antes de las elecciones de diciembre. Los mismos partidos que se ponen de acuerdo para aprobar propuestas progresistas en el Congreso no son capaces de pactar un Gobierno que las aplique.

Unos dicen que la culpa es de Podemos que no quiere abstenerse para facilitar un gobierno de socialistas y Ciudadanos, con Pedro Sánchez de presidente. Otros, que la culpa es de los socialistas porque no quieren pactar con Podemos una alternativa más de izquierdas.

Los unos por los otros, las elecciones se acercan y si de ellas sale una mayoría conservadora de PP y Ciudadanos, de nada servirá el trabajo del Congreso actual y se nos quedará cara de tontos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario