¡Bienvenidos a Teycolandia!

La constructora de la familia Sumarroca ha 'colonizado' L'Ampolla gracias a la complicidad del ex alcalde Francesc Sancho, que ha gobernado este municipio durante 21 años
l'ampolla cap roig teyco
l'ampolla cap roig teyco

En el epicentro de la trama del 3% de presunta financiación ilegal de CDC, que investiga el Juzgado n. 1 del Vendrell, está la empresa Teyco, propiedad de la familia Sumarroca, que en los últimos 35 años ha recibido infinidad de adjudicaciones de la Generalitat y de las administraciones controladas por CiU. Por este affaire está imputado Jordi Sumarroca, el ex consejero delegado de Teyco, que fue detenido y encarcelado el mes de julio del año pasado. Su padre y su hermano Carles también están procesados en el sumario que instruye la Audiencia Nacional sobre la fortuna del clan Pujol escondida en paraísos fiscales, ya que está documentado que pagaron facturas multimillonarias al primogénito del ex presidente de la Generalitat que, según los fiscales, encubrían un tráfico de comisiones.

Los astronómicos beneficios que ha acumulado la familia Sumarroca durante las últimas décadas se han invertido, en parte, en el municipio de L’Ampolla, en el Baix Ebre. Un paseo por esta villa marinera, con una población de 3.500 habitantes, permite constatar -si tenemos que hacer caso de los carteles propagandísticos que se ven allí- que Teyco ha convertido esta localidad en su ‘finca’ particular: dos urbanizaciones, un golf pitch & putt, un hotel construido, otro hotel en proyecto y la propiedad de numerosas fincas rústicas que fueron adquiridas durante los años del boom inmobiliario con el objetivo de especular demuestran que a L’Ampolla bien podríamos llamarla Teycolandia.

Esta insólita ‘colonización’ de un pueblo del litoral por parte de una única empresa constructora es un caso inédito en la geografía catalana. Esto sólo se explica por el larguísimo mandato, durante 21 años, de Francesc Sancho al frente de la alcaldía de este municipio y por la estrechada relación que entabló con la familia Sumarroca, de quién se convirtió en hombre de la máxima confianza política y empresarial. En la actualidad, Francesc Sancho está jubilado, pero la alcaldía la ocupa un ‘discípulo’ suyo, Francesc Arasa. Además, la mujer del ex alcalde, Carmen Alcoverro, es la secretaria-interventora del ayuntamiento y el verdadero ‘poder fáctico’ que, según explican los vecinos, dirige con mano de hierro la vida municipal.

Municipio independiente
Históricamente, L’Ampolla formaba parte del municipio de El Perelló. Pero la marginación que sufría esta villa marinera propulsó la lucha de sus habitantes para lograr la segregación, que ya obtuvieron efímeramente en 1937, en tiempo de la Generalitat republicana. Finalmente, en 1989, el Tribunal Supremo estimó los argumentos de la Junta segregacionista y L’Ampolla llegó a ser municipio independiente. Desde entonces, la villa ha experimentado un fortísmo crecimiento urbanístico que han aprovechado los Sumarroca para clavar sus zarpas.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides