Ada Colau no está para historias

La entidad que recrea la milicia de La Coronela de Barcelona se ha quedado sin hacer guardia en la Casa Grande durante la última fiesta de Santa Eulàlia
coronela
coronela

El nuevo equipo municipal de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona no está para historias. Ha decidido acabar con la colaboración institucional que el anterior alcalde, Xavier Trias, mantenía con la Associació de Recreació Històrica La Coronela. Esta ruptura se ha visualizado durante la pasada festividad de Santa Eulàlia, patrona de la ciudad.

En los últimos dos años, esta entidad paramilitar -que quiere recuperar la milicia civil armada que se encargaba de la protección de Barcelona hasta la derrota de 1714- tenía el privilegio municipal de velar los accesos a la Casa Grande y de hacer un show simulando un cambio de guardia en el patio de entrada durante la jornada de puertas abiertas que se celebra coincidiendo con la fiesta de Santa Eulàlia. Pero el regidor Jaume Asens, tercer teniente de alcalde y responsable del área de Derechos Humanos de Ciudadanía, Participación y Transparencia ha comunicado a los «mandos» de La Coronela que, este año, la «fiesta» se ha acabado y que ya no tenían permiso para plantarse, con toda la parafernalia militar que exhiben, en el edificio consistorial.

Manipulación política
Fundada en 2011 por el activista y apasionado de la historia Nicolau Martín, la Associació de Recreació Històrica La Coronela tiene la pretensión de reconstruir, con vestidos y armamento del siglo XVIII, esta milicia gremial, que tuvo un papel muy destacado en la heroica y desesperada defensa de Barcelona durante el asedio de las tropas borbónicas que acabó con la capitulación de la ciudad, el 11 de septiembre de 1714. A pesar de que, formalmente, esta entidad tiene un carácter historicista y folclórico, también es cierto que ha sido infiltrada por algunos alocados independentistas a quienes les hace tilín el ambiente militarista y el contacto con las armas, aunque sean inocentes reproducciones de época.

Los intentos de manipulación política de la Associació de Recreació Històrica La Coronela por parte de los independentistas más temperamentales han sido abortados por su fundador, Nicolau Martín, y acabaron con la salida del «sector duro» de la entidad. Pero, aún así, sus promotores juegan deliberadamente con la ambivalencia simbólica entre el pasado y el futuro y la asociación ha vivido sus momentos de máximo esplendor alrededor de los actos de conmemoración del Tricentenario, donde ha tenido una activa participación.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN  LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides