SOS por el Delta

Entidades y partidos esperan una manifestación multitudinaria el 7 de febrero
Títol de la imatge
Títol de la imatge

La revisión -sin modificar las previsiones inicialmente aprobadas- del plan de cuenca del Ebro para el periodo 2016 – 2021, que vio la luz verde del Consejo de Ministros el 8 de enero, no incorpora ninguna de las reclamaciones que provienen del territorio y que piden que se aumente el caudal mínimo. Según el documento aprobado, el tramo final del río tendrá 3.000 hectómetros cúbicos de agua, menos de la mitad del caudal ecológico exigido por la Generalitat. Un límite que tanto la administración autonómica como las entidades ecologistas y los científicos que se han pronunciado consideran pondrá en peligro la pervivencia del Delta, que fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO el 2013.

La movilización se ha retomado después de meses de negociaciones en los cuales la Plataforma no ha podido reducir la cifra de hectáreas de regadíos que proveerá el río, unas 450.000, la mitad del global previsto para todo el continente europeo. En estos meses tampoco se ha podido evitar que el Gobierno de Rajoy prevea la construcción de 56 embalses en toda la cuenca.

Los 12 planes hidrológicos del PP prevén 685.000 hectáreas en todo el Estado, de las cuales, 450.000 son del Ebro: 22.000 en La Rioja, 55.000 en Navarra, 170.000 en Aragón y 150.000 en Catalunya, «la expoliación del Delta, y su muerte», considera Susanna Abella, portavoz de la Plataforma. Unas cifras que la Plataforma considera que provocarán «la muerte del Delta», porque «dejan un capital inexistente en el tramo final del río y la llegada de cada vez menos sedimentos porque quedan atrapados a los embalses». También critican que supondrá la «comercialización del agua: son propuestas de trasvase en forma de intercambios de agua», ha declarado la portavoz de la Plataforma.

El Plan Hidrológico que Aznar aprobó con el visto bueno del gobierno convergente de Jordi Pujol preveía un caudal de 3.100 hectómetros cúbicos anuales en el último tramo del río. El decreto aprobado este principio de año por el Ejecutivo de Rajoy rebaja el volumen y lo fija en 3.000 hm3 la previsión mínima. Una revisión a la baja de los caudales que ha empujado al territorio a la movilización.

Desde la Plataforma reconocen que será «más difícil» hacer entender a la gente que el plan actual es igual o peor al aprobado por Aznar, porque «es más fácil» explicar el trasvase hacia Murcia del Plan Hidrológico Nacional, que la reducción del caudal que supone el actual. «Antes preveían que el río muriera por la desviación de caudal hacia el sur, y ahora prevén que muera desde el norte», auguran desde la PDE.

A pesar de todo, esperan que las 250 personas que se concentraron en Tortosa el mismo viernes que se aprobaba el decreto se multipliquen el 7 de febrero, cuando se ha convocado una manifestación de protesta que prevén multitudinaria, para que el viejo grito ‘Lo riu es vida’ llegue a la Moncloa y haga recapacitar al Gobierno.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DEL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides