Los prestamistas letones, querellados

El notario Francisco Javier Hernández, que da cobertura a las operaciones de esta trama mafiosa, también ha tenido que declarar en el Juzgado n. 26 de Barcelona
prestamistes letons
prestamistes letons

Los prestamistes de Letonia vuelven a hacer de las suyas. Esta organización, denunciada por EL TRIANGLE (ver la edición n. 1186) se dedica a abusar de personas que pasan por dificultades económicas y que tienen la propiedad de una vivienda. El piso es la garantía de un crédito, otorgado con intereses abusivos, pero el objetivo final de los prestamistes letones es otro: quedarse, por un precio irrisorio, con la propiedad.

El matrimonio de María José Felipe y José Miguel Escriva, vecinos de Badia del Vallès, pasa por un verdadero calvario después de haber acudido a esta organización -que se anuncia a través de los medios de comunicación- para pedir un préstamo de 20.000 euros.

Con ese dinero querían acabar de pagar la hipoteca de su piso y hacer obras de mejora en el bar que tienen en la localidad vallesana. Efectuaron la operación con la sociedad Mustus Finance SLU, una de las muchas que controlan los hermanos letones Andris y Kristop Rozenbahs (Via SMS, Seymore & Hines SLU, Twinero, Préstamos Prima SL, El Prestador SL, Nereta Finance SL, Management Mediterranean de Crédito Financiero SL, etc).

Gastos abusivos
Cabe señalar que el matrimonio presuntamente estafado está formado por gente sencilla y sin estudios que se ha visto engañada por las aparentes facilidades que, de palabra, les ofrecieron los prestamistes, que tienen su despacho en la Rambla de Catalunya, 38 de Barcelona. Los 20.000 euros otorgados -con la garantía de su piso, valorado en 65.866 euros- los tenían que devolver en un plazo de 15 años, con cuatro de carencia, con cómodas cuotas de unos 300 euros mensuales. Eso sí, ¡con unos intereses del 17%!

La operación se formalizó en el despacho del notario Francisco Javier Hernández, ubicado en el paseo de Gràcia, 114, a comienzos del año pasado. La primera sorpresa que se llevaron María José Felipe y José Miguel Escriva al ir al notario es que de los 20.000 euros pactados sólo recibieron 14.759,99. Los más de 5.000 euros restantes fueron a parar al pago de supuestos gastos de intermediación, gestión y tramitación que se embolsaron dos sociedades vinculadas a los hermanos letones.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides