Juntos por el sí, però separados por el Solsonès

ERC reprocha a CiU el haber dejado el Consejo Comarcal "en estado crítico"
Títol de la imatge
Títol de la imatge

A Esquerra y Convergència, dos partidos juntos por el sí en el Parlamento de Catalunya, les separa el análisis de los últimos años de gestión de CiU al frente del Consejo Comarcal del Solsonès.

Haciendo balance de sus primeros 100 días como presidenta del Consejo, Sara Alarcón (ERC) ha alertado esta semana de un grave problema de tesorería y de un desbarajuste organizativo interno, que afecta por ejemplo al área de Urbanismo, heredado de la gestión convergente. Según Alarcón, este órgano comarcal se encuentra «en estado crítico» por culpa de cuatro años de «mala gestión» y «gobierno irresponsable» encabezado por su predecesor en el cargo, Joan Solà.

La nueva presidenta plantea «dos salidas: o la Generalitat nos paga la deuda de un millón y medio de euros, o bien tendremos que ampliar la actual póliza de crédito, que ahora es de 750.000 euros». «Para poder pagar nominas, proveedores y proyectos, hay que tener una buena tesorería y no la tenemos», lamenta Alarcón, que teme no poder pagar los sueldos de diciembre y enero.

Réplica convergente
Muy diferente es el diagnóstico que se difunde desde las filas convergentes. Marc Barbens, jefe comarcal de CDC, ha considerado «correcta y adecuada» la gestión de los últimos cuatro años y acusa a ERC de inacción y de buscar excusas en vez de soluciones.

Señala que el problema de financiación es común a todos los Consejos Comarcales catalanes, que la situación denunciada por ERC es «conocida de siempre» y que culpar de ella a la gestión convergente es algo fuera de lugar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides