Valeo muestra las miserias del periodismo moderno

La prensa digital vive una carrera contrarreloj constante. Los diarios de nuevo cuño compiten con el formato on-line de los periódicos tradicionales para hacerse un hueco entre las preferencias de los lectores. Más audiencia, mejor precio a negociar para poner banners publicitarios, y mayores ingresos.

Esta pugna explica la inmediatez de los medios de comunicación para publicar artículos en su web.

Twitter se ha convertido en una herramienta tan imprescindible como peligrosa para los periodistas. El afán por publicar noticias frescas antes que cualquier otro medio de comunicación fomenta resbalones.

El 16 de octubre nos despertábamos con el anuncio de Valeo Climatización, empresa de Martorelles que fabrica componentes para automóviles, de retirar temporalmente el ERE que obligaba a 214 trabajadores a trasladarse a Zaragoza. La dirección de Valeo convocaba al comité a una reunión aquel mismo día.

Sindicatos, partidos políticos y, consecuentemente, twitter celebraban el anuncio como una victoria. En cuestión de minutos, la mayoría de diarios digitales se hicieron eco de los frutos que supuestamente había dado la presión ejercida por la plantilla, en huelga desde hace casi tres meses. Algunos diarios incluso recordaban la supuesta vinculación entre el anuncio de trasladar la actividad de Martorelles a Zaragoza «por culpa» del proceso independentista.

El 16 de octubre, a mediodía, la etiqueta ‘Valeo’ en twitter incluía un desbarajuste de informaciones, entre los diarios que todavía colgaban artículos en la red que se felicitaban porque la empresa se quedaba en Martorelles, y los que avisaban de ‘última hora’ que la dirección únicamente se avenía a desbloquear el conflicto laboral. ‘Valeo dice ahora que no descarta marchar de Martorelles pero se aviene a ‘negociarlo todo’, decían algunos medios (que es decir muy poca cosa).

Titulares por la tarde: «La dirección negocia las condiciones del cierre en Catalunya». «Valeo no renuncia al traslado y reinicia las negociaciones con la plantilla».

La prensa en formado papel está desfasada, este hecho es indiscutible. Pero el 16 de octubre, Valeo dejó en evidencia el periodismo moderno que practicamos en Catalunya.

Coda:
1. La empatía con la plantilla -de algunos periodistas y políticos que hemos frecuentado el campamento que los trabajadores de Valeo han levantado en Martorelles para bloquear la actividad de la empresa- podría explicar, pero nunca justificar, los titulares de la mañana del 16 de octubre.

2. Todos los representantes de los trabajadores de Valeo con los cuales me he entrevistado elogian el apoyo recibido por la clase dirigente. Hablan bien de todos los políticos excepto de uno, que es, precisamente, quién tendría que representar sus intereses: el consejero de Ocupación, Felip Puig.

Desconozco la tarea del Departamento en una materia capital para el país como es la industria automovilística, pero el caso de Valeo, en qué Puig ha dado por hecho el traslado, no ha sido el único: este año, Autoliv e Inteva han anunciado que cierran. Y está por ver qué pasa con Seat.

Facebook
Twitter
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.