Ventas de edificios bajo sospecha

El rastro de Morris Moshe, el administrador de Nadlan BCN, la inmobiliaria a la que la Generalitat ha vendido dos edificios, conduce a Israel y Chipre
mas-colell
mas-colell

La Generalitat ha vendido las sedes de dos consejerías por 63,5 millones de euros a la sociedad Nadlan BCN, constituida tan sólo tres meses antes de la adjudicación y administrada por Morris Moshe Benisty, un misterioso ciudadano de origen israelí que ha dejado un rastro por varios paraísos fiscales y países de baja presión tributaria, especialmente en Chipre, que es una de sus bases de operaciones.

El departamento de Andreu Mas-Colell ha necesitado dos licitaciones para colocar estos edificios: la primera, convocada a finales del año pasado, quedó desierta y, en la segunda, lo han adjudicado al único postor, Nadlan BCN, una empresa desconocida, creada expresamente para participar en la subasta de la Generalitat y de la cual tan sólo han trascendido dos datos: que está relacionada con el grupo Nadlan, una importante corporación israelí con sede central a Tel-Aviv y presencia en varios países, y que su administrador único es Morris Moshe, un ejecutivo que aterrizó en Barcelona apenas hace un año.

Nadlan BCN ha adquirido en subasta un lote de dos edificios de oficinas de la Generalitat a precio de saldo, dos auténticos chollos inmobiliarios: la Torre Muñoz del paseo de Gràcia de Barcelona, un inmueble de 12 plantas que alberga la consejería de empresa de Felip Puig; así como un moderno edificio de oficinas de la calle Sepúlveda, donde se encontraba la Consejería de Trabajo y que ahora ocupaba la Secretaría de Ocupación y Relaciones Laborales. La Generalitat se lo ha vendido por 63,5 millones de euros, pero continuará ocupando estos inmuebles como arrendataria: por el primero, pagará una renta de 1,5 millones de euros anuales y, por el segundo, de más de 1,3 millones.

A raíz de esta adjudicación, circula entre directivos de empresas inmobiliarias catalanas un dossier sobre Morris Moshe que vincula a este ejecutivo israelí con «varias sociedades radicadas en paraísos fiscales o de baja presión tributaria». En concreto, este dossier apunta que Morris Moshe figura como director de la empresa chipriota Rovesta LTD, que está participada por las mercantiles Linkia Management LTD y Linkia Secretarial LTD, todas ellas radicadas en la ciudad de Nicosia.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Trabajamos por la emergencia climática

Nuestro planeta tiene unos recursos naturales finitos y, en un contexto de emergencia climática, debemos apostar de manera firme por la sostenibilidad, la minimización de

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.