Blatter renuncia con la Justicia al cuello

El FBI le investiga y vinculan a Valcke, su mano derecha, en el lío de Sudáfrica 2010
Omerta, de Jennings
Omerta, de Jennings

La renuncia de Joseph Blatter como presidente de la FIFA, anunciada este martes, sólo cuatro días después de su quinta elección, no se hará efectiva hasta que se elija su sucesor en un futuro congreso al que no se ha puesto fecha de momento, pero que se prevé que se celebre entre finales de 2015 y principios de 2016.

En su anuncio, Blatter ha dicho que ha reflexionado profundamente sobre sus años en la FIFA y que se presentó porque creía que era lo mejor pero que, una vez reelegido, ha visto que no tiene todo el apoyo del mundo del fútbol. Al margen de la extrema debilidad de su imagen como presidente, de sus palabras no se extrae ninguno otro nuevo motivo concreto que haya podido ser el detonante de la decisión, provocada en última instancia por el escándalo de las detenciones y las investigaciones de los EE.UU. y Suiza a varios miembros de la cúpula de la FIFA.

Con la Justicia al cuello
En las últimas horas, sin embargo, han surgido informaciones que sitúan a Blatter mismo y al secretario general de la FIFA y mano derecha suya, Jerome Valcke, en el punto de mira de la Justicia. The New York Times, señala que el FBI investiga a Blatter como uno de los focos de la corrupción. Según el mismo diario, los investigadores esperan que algunos de los directivos de la FIFA acusados la semana pasada cooperen para poder construir la acusación contra el presidente del organismo.

Valcke, por su parte, estaría vinculado a uno de los elementos clave del escándalo: las transacciones -por 10 millones de dólares- que se habrían empleado para pagar sobornos que, supuestamente, ayudaron a Suráfrica a acoger el Mundial de 2010. Según The New York Times, que cita a funcionarios norteamericanos y a otras personas cercanas al caso como fuentes, Valcke podría ser el oficial de alto rango no especificado por el escrito de la acusación responsable de estos movimientos de dinero, que, según la FIFA, fueron pagos autorizados por el difunto Julio Grondona, histórico dirigente del fútbol argentino y de la FIFA.

Tarjeta roja y Omertà.
Los escándalos en el seno del organismo que rige el fútbol mundial, como los sobornos y la manipulación de votaciones, los ha investigado en profundidad y destapado el periodista británico Andrew Jennings en sus obras Tarjeta Roja (2006) y Omertà (2014). EL TRIANGLE, junto con Ediciones La Tempestad, es responsable de la edición en castellano de Tarjeta Roja. Sobre Jennings, Blatter llegó a decir que escribía «pura ficción».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides