Las aventuras africanas de Xavier Bigatà

La compañía Aigües de Sabadell pierde más de 30 millones de euros en la República de Cabo Verde
Xavier Bigatà
Xavier Bigatà

Boavista es una isla africana del archipiélago de la República de Cabo Verde, ubicada cerca de las costas de Senegal. De geografía desértica, fue poblada durante la colonización portuguesa y actualmente viven en ella unos 10.000 habitantes. En este remoto lugar, en medio del Atlántico, la empresa Aigües de Sabadell (CASSA) ha enterrado una fortuna. Los nuevos gestores de la compañía -que fue comprada por Agbar en 2013- han decidido llevar a los máximos responsables de este desbarajuste a los tribunales para intentar recuperar una parte del capital perdido en esta ruinosa aventura.

El ex consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat, Xavier Bigatà, que fue presidente de Aigües de Sabadell entre 1994 y 2013, encabeza la lista de demandados. Le acompañan Pere Fonolleda, exmiembro del consejo de administración de la compañía, en representación de la desaparecida Caixa de Sabadell, y el antiguo director general de la empresa, Miguel Ángel Fos. A los tres se les reclama que paguen 3,9 millones de euros, que es el importe auditado de las aportaciones de capital hechas a la filial de la isla de Boavista entre los años 2010-13, sin la preceptiva aprobación del consejo de administración. De manera subsidiaria, la demanda también va dirigida contra la empresa de seguros AIG, que tenía subscrita una póliza de responsabilidad civil por los altos cargos de Aigües de Sabadell.

Dos socios sin escrúpulos
La empresa vallesana, de titularidad semipública, aterrizó en el archipiélago de Cabo Verde en 2001, cuando compró una participación de la sociedad APP, dedicada al saneamiento y a la distribución de agua en la isla de Sal. En el año 2007, de la mano del gobierno del país, Aigües de Sabadell hizo el salto a la vecina isla de Boavista. De este modo, constituyó la sociedad CASSA Cabo Verde Holding (CCVH), donde los tres acusados en esta demanda judicial formaban parte del consejo de administración. A través de CCVH, Aigües de Sabadell compró el 40% de la empresa Aguas e Energia de Boavista SA (AEB), junto con dos socios locales: los promotores inmobiliarios Francisco Ufano (50%) y Francisco Canabal (10%).

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE ‘EL TRIANGLE’ DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides