Imputan a otro regidor de Reus por el escándalo de Traiber

El jutge atribuye a Marc Arza presiones a favor de la empresa de las prótesis caducadas
marc arza
marc arza

El asunto de las protesis defectuosas de la empresa Traiber suma un nuevo imputado: el regidor de promoción económica de Reus, Marc Arza.

Según el acto judicial del instructor del caso Innova, Arza presionó al jefe de traumatología del hospital Sant Joan para favorecer la contratación de Traiber, un asunto que también ha salpicado a la primera teniente de alcalde, Teresa Gomis, al amo de la empresa, Lluís Márquez, y a varios cargos municipales vinculados a la sanidad.

Arza, colaborador de Nació Digital, articulista de la Fundació Catalunya Oberta (cofundada por Lluís Prenafeta) y activo en la iniciativa Absolut Mas, de apoyo al actual presidente catalán cuando encabezaba la oposición contra el Gobierno tripartito, asegura que lo han imputado «con una base jurídica muy pequeña». Este regidor, número 4 de la lista de CiU en Reus para las elecciones municipales del 24-M, es investigado por delitos societarios, contra la salud pública, contra la Administración y por blanqueo de capitales relacionados con su supuesto trato de favor a Traiber.

Además de considerarlo «uno de los impulsores de las presiones», la investigación le relaciona con la puesta en marcha de un concurso de la empresa municupal Sagessa que se habría arreglado a favor de Traiber. El concurso no se celebró, pero el centro hospitalario compró a dedo las prótesis.

Arza niega tales presiones, pero en un correo enviado por Arza a Gomis, recogido en el auto, dice: «Teresa, tendríamos que asegurarnos que el concurso para las prótesis quirúrgicas del hospital se planteará de forma que en igualdad de condiciones económicas y de calidad, una empresa local como Traiber tenga un plus sobre competidores americanos como los actuales proveedores», indica el actual regidor del Ayuntamiento de Reus.

La reacción del alcalde
En este contexto, la reacción del alcalde de Reus, Carles Pellicer, como también la de Arza, ha consistido en cargar contra el juez que instruye el caso Innova. Considera que la nueva imputación de otro miembro de su gobierno municipal no es «una casualidad», que el juez actúa con «mala fe» y usando argumentos «flojos». Pellicer ha asegurado: «No permitiré que un juez quiera decidir quién gobierna en Reus los próximos cuatro años, se ha acabado el juego».

Según la investigación judicial, Lluís Márquez, administrador de Traiber, mantuvo reuniones al más alto nivel con el presidente Artur Mas y con el ex consejero de Industria Francesc Xavier Mena.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides