Bartomeu y Rosell, al banquillo

La Fiscalía solicita una condena de más de dos años para el actual presidente del club y de más de siete años para el anterior por el caso Neymar
sandro rosell neymar
sandro rosell neymar

El juez José de Mata, de la Audiencia Nacional, ha enviado a juicio el actual presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, su predecesor en el cargo, Sandro Rosell, y al propio club por el fichaje del delantero brasileño Neymar.

Al día siguiente de la clasificación del primer equipo para la final de la Liga de Campeones se ha confirmado, así pues, algo que se esperaba desde que el pasado 13 de marzo el juez Pablo Ruz, que ha instruido el caso Neymar, propusiera que Bartomeu, Rosell y el Barça fueran juzgados por un fraude fiscal -ejercicios 2011, 2013 y 2014- superior a los 13 millones de euros y por administración desleal en el fichaje del futbolista brasileño.

El auto de apertura del juicio oral, dictado por el Juzgado Central de Instrucción número 5, envía el procedimiento a la Sala de lo penal, que preside Ángela Murillo, donde tendrá lugar la vista.

La Fiscalía solicita condenas de dos años y tres meses de prisión para Bartomeu, a quien el fiscal acusa de delito fiscal correspondiente al 2014, y siete años y medio de prisión para Rosell, acusado de dos delitos fiscales supuestamente cometidos en 2011 y 2013. El Ministerio Público también pide multas e indemnizaciones por responsabilidad civil que totalizan más de 62,6 millones de euros.

En cuanto al club, le atribuyen los mismos tres delitos contra Hacienda y le reclaman multas por un total de 22,2 millones de euros.

De Mata, sucesor de Ruz en el Juzgado de Instrucción número 5, considera «indiciariamente» acreditado que los dos últimos presidentes del club azulgrana conocían que el coste del fichaje de Neymar se elevaba por encima de los 57,1 millones de euros, de tal manera que se causó «un perjuicio a la entidad». Las cantidades del fichaje superan, según la instrucción, los 83 millones de euros.

Victoria sobre MCM
Por otra parte, este martes, el juzgado de primera instancia número 25 de Barcelona ha desestimado la demanda presentada por Muro Cortina Modular Publicidad (MCM) contra el FC Barcelona por un supuesto incumplimiento contractual.

La empresa demandante, representada por Mario Conde, reclamaba 100 millones de euros a la entidad azulgrana pero no ha visto reconocidos por el juez ninguno de los supuestos incumplimientos. Conde asegura que se trata del «primer round« y que presentarán recurso y el asunto llegará al Tribunal Supremo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides