El Júnior hizo un gran negocio con la Generalitat cuando su padre era presidente

Se enriqueció gracias a una adjudicación a partir del 2000, algo que negó ante la 'comisión Pujol'
Jordi Pujol Ferrusola
Jordi Pujol Ferrusola

Varias evidencias indican que Jordi Pujol Ferrusola mintió en más de una ocasión en su comparecencia ante la comisión de investigación sobre el fraude y la evasión fiscales y las prácticas de corrupción política. No sólo están los emails y las palabras de su socio argentino, Gustavo Shanahan, referidos en la edición del pasado 24 de febrero de EL TRIANGLE (núm. 1170), que exponen que el primogénito del expresidente operó desde paraísos fiscales, algo que negó, sino también una operación efectuada en 1999 que acabaría redondeando en 2000 gracias a una adjudicación de la Generalitat, todavía presidida por su padre.

Según publica este lunes El Confidencial, el Júnior y Jordi Puig Godes, hermano del consejero Felip Puig, adquirieron el 52% de Ambulancias San Patricio (ASP) por unos 362.000 euros y cinco meses después, en mayo de 2000, esta empresa recibió la adjudicación del transporte sanitario de las comarcas del Tarragonès, el Alt Camp y la Conca de Barberà.

Este contrato, cuya vigencia mínima era de un año, fue una gallina de los huevos de oro que revalorizó ASP. La facturación se disparó hasta los 1,3 millones de euros (con unos beneficios antes de impuestos de 66.000 euros) en 2000 y, en 2001, la facturación se elevó hasta los 2,5 millones, mientras los beneficios se incrementaban hasta los 307.000 euros, relata el mismo digital.

Esta rapidísima rentabilización de la inversión efectuada por los dos Jordi gracias a un contrato de la Generalitat tira por tierra las palabras del Júnior ante la ‘comisión Pujol’, donde aseguró que no hizo «nunca» negocios con el Gobierno catalán mientras su padre lo presidía.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides