Un millar de estudiantes ocupa el rectorado de la UB

La manifestación de protesta por el plan 3 2 queda dividida en Barcelona
Título de la imagen
Título de la imagen

Un millar de estudiantes han ocupado el rectorado de la Universitat de Barcelona, en plaza Universidad, este jueves en protesta por la aplicación el próximo curso del nuevo plan de estudios que obligará a los estudiantes a cursar dos años de posgrado. Una medida aplicada por el Gobierno que comportará que los estudiantes tengan que pagar más para licenciarse, dado que la mayoría de especializaciones son privadas. La ocupación ha sido el desenlace de la manifestación que ha reunido a miles de jóvenes en el centro de Barcelona.

Unas 25.000 personas, según los convocantes, han marchado por los alrededores de plaza Universidad. En plaza Cataluña la manifestación se ha partido. Tres asociaciones: el Frente de Estudiantes Unitario, Corrent Roig y Sindicato de Estudiantes han decidido caminar hacia la plaza Sant Jaume, y el resto, SEPC, AEP, FEA y las asambleas universitarias de Barcelona, han seguido con el recorrido pactado antes de la jornada de este jueves, que acababa en el rectorado de la UB de plaza Universidad, donde una cincuentena de jóvenes acampaba desde hacía dos noches.

La ocupación se ha producido sin incidentes y ha acabado hacia las 14h con el canto de la ‘Estaca’. La portavoz del SEPC, Mercè Amich, ha valorado positivamente el seguimiento de la huelga convocada, que ha sido, según el sindicato, secundada mayoritariamente en la mayoría de centros. La UPC, con una mayoría de carreras técnicas que siguen un plan de estudios distinto, ha tenido una actividad académica normal.

La fórmula que plantea el decreto educativo del Gobierno español, tres años de grado universitario y dos años de máster, centra las protestas: en la pancarta que rha recorrido las calles de Barcelona se leía «Detengamos el 3 2. Universidad para todos» y en la de Madrid, «Abajo el decreto 3 2. Hijo del obrero a la universidad«. Los estudiantes reivindican una universidad pública y de calidad que ven amenazada de la mano de Wert, las reformas del cual complican el acceso a los estudios superiores por la vía del encarecimiento y la privatización.

Catolicismo
En cuanto al currículum de la asignatura optativa pero evaluable de Religión y Moral Católica, que pretende implantar Wert en primaria y secundaria, ha recibido críticas también de sectores cristianos catalanes. El secretario general adjunto de la Fundación Escuela Cristiana de Cataluña, Carles Armengol, aprecia un excesivo intervencionismo por parte del Gobierno español, mientras que el portavoz de Iglesia Plural, Josep Torrents, ha animado a los obispos catalanes a oponerse y encuentra que «atenta contra la libertad de las personas y que se intenta incluir contenidos doctrinales«.

Reacción de la FAPAC
Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPAC), Àlex Castillo, ha anunciado que reclamará que no se elija la ‘nueva’ asignatura de Religión. Los textos avanzados por el BOE avanzan que se exigirá a los niños que la cursen que recen. «Dios ha creado al ser humano para que sea feliz en relación con Él», dice uno de los fragmentos más destacados que publica el BOE.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides