Pujol culpa al Estado

El expresidente se niega a contestar la mayoría de preguntas de los diputados en el Parlamento
Jordi Pujol i David Fernàndez, al Parlament
Jordi Pujol i David Fernàndez, al Parlament

Ha comenzado callando ante las interpelaciones de los representantes de los tres primeros grupos parlamentarios, ERC, PSC y PP, pero el ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, ha comenzado a replicar a partir de las cuestiones del diputado de Iniciativa, Marc Vidal en la comisión que investiga el fraude y la corrupción. El ex dirigente ha acusado al Estado de estar detrás de las acusaciones. «El Estado tiene mecanismos para actuar mucho. No tengo cuentas en el extranjero. La acusación no demuestra nada «, ha dicho Pujol.

El ex presidente ha ratificado sus palabras correspondientes al comunicado que leyó el 25 de julio del año pasado, en que reconocía que había tenido dinero en el extranjero durante 30 años, y que repitió en el juzgado y en su última comparecencia en el Parlamento, el 26 de septiembre pasado. El expresidente ha vuelto a leer un breve comunicado, de cinco minutos, en que, más allá de repetir que el «legado» de su padre no provenía de la función pública, ha acusado a algunos poderes fácticos de aportar «pruebas prefabricadas».

Pujol ha recordado el comunicado que leyó el 25 de julio sobre la «deja» de su padre. Que el contenido de la «deja» sólo la conocían él y su mujer, «que era la destinataria de el «legado». Pujol se ha disculpado por si hubo algún momento de «crispación» durante su última comparecencia en la cámara legislativa catalana.

«El dinero del legado no provenía de la función pública. Lo dije y lo repito ahora con total rotundidad», ha dicho Pujol, quien ha criticado la difusión por parte de algunos medios de comunicación de su comparecencia en el juzgado.

ERC ha lamentado «la actitud» del expresidente de no responder las preguntas formuladas por los representantes de los grupos parlamentarios.

(Visited 24 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario