Corinna ganó 30 millones a base de gestiones «delicadas»

Sus servicios en España no han sido especificados todavía
corinna
corinna

Era amiga del rey Juan Carlos I y, supuestamente, no disponía de ninguna gran fortuna cuando lo conoció. Pero cuando Corinna zu Sayn-Wittgenstein se marchó de España en 2013 lo hizo con el bolsillo bien lleno: con 30 millones de euros, según datos del Gobierno publicadas por Interviú, obtenidos durante una década gracias al supuesto desarrollo de tareas no demasiado especificadas.

Entre el puñado de actividades que se le atribuyen se incluyen prácticas que, si bien no son ilegales, son dudosas desde una perspectiva ética, como el cobro de comisiones vinculadas al AVE de la Arabia Saudí, a las energías renovables o a un fondo hispano-saudí. Ella denominaba gestiones «delicadas» a sus discreta actividades.

Informaciones gubernamentales citadas en el mismo reportaje indican que un año después de conocer Juan Carlos de Borbón, Corinna fundó una consultoría –Apollonia Associates– cuando, supuestamente, no disponía de fondos relevantes. Además, según fuentes de los servicios de inteligencia, tiene un vínculo con la apertura de un par de cuentas en Suiza a nombre de «identidades operativas», nombre falso con documentación española perfectamente legal, fórmula que se suele emplear con agentes encubiertos. Los fondos depositados allí los gestionaba una persona encargada de entregar el dinero a Corinna, de modo que el nombre de la amiga del rey no figuraba en el rastro de ningún movimiento.

Según informa la misma revista, a Corinna le prohibieron regresar a España al marchar y destacados empresarios españoles se quejaron repetidamente de ella. Pero algo ofrece bueno a los monarcas, sin duda: actualmente se la sitúa en Montecarlo, ofreciendo su bagaje como consejera personal de Alberto II de Mónaco.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides