XXV años de EL TRIANGLE

La presencia del presidente Artur Mas y del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, en la manifestación celebrada en París en repulsa por el atentado que ha sufrido la redacción de la revista Charlie Hebdo y en defensa de la libertad de expresión es un insulto a la inteligencia. El régimen convergente ha hecho del control de la información y de los medios de comunicación en Catalunya uno de los pilares fundamentales de su estrategia de poder y esto explica su larga pervivencia durante más de 34 años.

Si los dibujantes Cabu, Wolinski, Charb, Tignous y Honoré o el economista Bernard Maris –asesinados a sangre fría por los jihadistas- hubieran vivido en Catalunya se habrían muerto de hambre, habrían emigrado o habrían cambiado de oficio. Esto es lo que ha pasado en mi país con los periodistas e intelectuales que han osado desafiar la implacable omertà impuesta, desde el año 1980, por CiU.

En su delirante proyecto de ingeniería social, Jordi Pujol comprendió enseguida la importancia de manipular la opinión pública a través de los medios de comunicación. Esto explica la compra de El Correo Catalán y de Destino. La creación de TV3, Catalunya Ràdio y la Cadena 13, la financiación encubierta del Avui o la desviación masiva de dinero del caso Casinos hacia los medios de comunicación afines también se incardinan en esta lógica. Como los avales de la CARIC, los créditos del ICF, las subvenciones, las concesiones de frecuencias de radio y televisión y la apabullante publicidad institucional que han beneficiado a la práctica totalidad de las empresas mediáticas de Catalunya, con La Vanguardia y El Periódico al frente.

El presidente Artur Mas ha continuado y ha intensificado estas prácticas perversas. En un país devastado por los recortes presupuestarios, las subvenciones directas e indirectas del departamento de Presidencia a los medios de comunicación son una burla a los sectores más desfavorecidos de la sociedad catalana. Obviamente, estas ayudas –tú ya me entiendes- tienen, como contrapartida, la tarea de «hinchar el globo» del «proceso de transición nacional», de forma que tape todo el resto de la angustiosa actualidad y, en especial, los numerosos casos de corrupción que se están descubriendo. Desde el Ayuntamiento de Barcelona, el alcalde Xavier Trias también se dedica a llenar los bolsillos de los editores –tú ya me entiendes- para dorar la píldora de su nefasta gestión municipal.

La presencia de las primeras autoridades francesas en la manifestación de París ha levantado las críticas de algunos de los supervivientes de la diezmada redacción de Charlie Hebdo, atónitos ante este gesto oportunista. La participación de prominentes representantes de los gobiernos de Turquía, Hungría, Gabón, Rusia, Israel, Nigeria, Egipto o Jordania –países que destacan en la represión de los periodistas disidentes- en las calles de París ha provocado la indignación de las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Este mes de enero, la revista EL TRIANGLE –el hermano mayor de este diario digital- cumple su XXV aniversario. Este mes de enero, la práctica totalidad de los miembros de la familia Pujol tienen que comparecer ante los juzgados que los investigan por diferentes delitos. Desde hace XXV años, EL TRIANGLE ha ido explicando, de manera sistemática y detallada, una infinidad de irregularidades y casos de corrupción, muchos de los cuales afectaban a CiU, a la familia Pujol y a la familia de Artur Mas.

No hemos sido asesinados, como los compañeros de Charlie Hebdo. Peor. Hemos sido condenados, durante XXV años, a la indiferencia y a la marginación, ante el silencio cómplice del resto de medios de comunicación catalanes, bien engrasados desde la Generalitat. Nos han cosido a demandas judiciales que, gracias a la Santísima Trinidad y a Alá, hemos superado. Y aquí estamos, en pie, para continuar el combate del día a día con más caña que nunca.

EL TRIANGLE, como Charlie Hebdo: no han podido, no pueden, ni podrán. El viejo topo de la lucha por la libertad y la verdad siempre acaba emergiendo a la luz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario