Mas: Votamos o comparecemos

No él sino yo. Perdonad la salida egocéntrica, pero resulta que el viernes estoy convocado a la Comisión de investigación sobre el fraude y evasión fiscales y las prácticas de corrupción política del Parlamento de Catalunya. La sesión promete. No por mi comparecencia, que ya adelanto que no puede aportar grandes novedades, como por las demás.

A partir de las 10 de la mañana están previstas cinco comparecencias. La primera, como testigo, es la del ex-fiscal anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, uno de los dos instructores de la querella por el caso Banca Catalana, que tanto ruido hizo a principios de los años ochenta. Antes de vacaciones compareció su compañero en aquella investigación, el fiscal José María Mena, y ya animó bastante el «cotarro».

La intervención de Jiménez Villarejo, sin embargo, puede ser de aquellas que ahora se califican «de traca». Ha participado a fondo en la redacción de la querella que Guanyem, Podemos e ICV presentaron contra Jordi Pujol y otras personas a raíz de la confesión del ex-presidente de la Generalitat que tuvo dinero escondido en el extranjero durante 34 años. Una comparecencia que CiU ha tenido que tragarse y que nunca habría querido ver en la cámara catalana.

Después nos toca el turno a cuatro periodistas. Estamos llamados a la Comisión en calidad de expertos. Jaume Reixach y yo porque publicamos, junto con Enric González, el libro Banca Catalana, más que un banco más que una crisis, en el año 1985. Jordi Oliveres y Félix Martínez porque han publicado Jordi Pujol: En nombre de Cataluña (2005) y ¿Quién es Jordi Pujol?(2014).

El espectáculo está asegurado.

O no.

Temo que el jueves, pocas horas antes de que comience la sesión de la Comisión, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, anuncie la convocatoria de elecciones anticipadas y, por tanto, la disolución del Parlamento. A nuestro favor juega que la semana siguiente está previsto el debate de los presupuestos de la Generalitat. Y lo lógico sería que CiU y ERC se pongan de acuerdo para aprobar los presupuestos y disolver la cámara después.

Pero como hace tiempo que la lógica no impera en la política catalana, no empezaré a preparar mi intervención del viernes en la Comisión parlamentaria hasta que no escuche la del presidente de la Generalitat.

Que hay mucho trabajo que hacer y poco tiempo disponible.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario