El ‘star system’ independentista se lanza contra Pablo Iglesias

Ataques de Rahola, Toni Soler, Toni Albà y Joel Joan contra el líder de Podemos
Pablo Iglesias en un acte a Barcelona.
Pablo Iglesias en un acte a Barcelona.

Pablo Iglesias ha aterrizado en Barcelona en un momento delicado para las aspiraciones independentistas: el fin de semana posterior al jarro de agua fría en forma de sondeo del CEO, que deshinchaba el auge del proceso soberanista, en un contexto marcado por el intento de Artur Mas de crear una lista unitaria y del tira y afloja con ERC. Después del mitin del líder de Podemos, se ha desencadenado contra él una embestida de destacadas figuras mediáticas (y no mediáticas), más hipersensibles que nunca a las injerencias de actores políticos que no sean autóctonos y puedan «contaminar» el ecosistema del proceso hacia la independencia.

Iglesias ha traído a Catalunya un discurso que niega al presidente Mas y a CiU el liderazgo del futuro: no reconoce al presidente de la Generalitat como referente hegemónico para hablar de soberanía. Además, modifica los términos del derecho a decidir, que abre a asuntos más allá de los soberanistas, y se declara partidario de la permanencia de Catalunya en España. Y encima ha cuestionado a David Fernàndez (CUP) por su abrazo con Mas.

Dice Iglesias que él no se abrazará con Mas ni Rajoy y «desde el respeto y la admiración», ha declarado en Els Matins de TV3, ha dicho que «era una crítica durísima a David Fernàndez, el político catalán que más admiro». Para él, Mas y CiU son casta, y quienes se lleva el dinero a Andorra, traidores». «No se puede construir nada con CiU porque es un partido con las sedes embargadas y dinero en Andorra», ha rematado este lunes por la mañana.

Independentismo reactivo
Escuece particularmente entre los independentistas que Iglesias haya hablado de «construir puentes» en vez de «levantar muros» y que haya tocado la figura de Fernàndez. Los hay, incluso, que pasan cuentas con el líder de Podemos con fotografías donde saluda Felip VI, al exjuez Baltasar Garzón y a impulsor del partido y exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo.

Toni Soler ha escrito en su blog: «equiparando a Mas y Aguirre, por el simple hecho de ser presidentes autonómicos, Iglesias inserta el centralismo mental más rancio, la dialéctica tronada del café para todos. Evidentemente, esto por tradición tiene su público, como se ha demostrado en el mitin de hoy. Cuando González y Guerra venían a los mítines del PSC la exhibición de provincianismo ya era muy deprimente.»

En cuanto a Twitter, estos son algunos ejemplos de la reacción contra aquel que consideran un unionista que resucita a Lerroux:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides