El fracaso del ‘minnesoto’

Experto en microeconomía, el consejero Andreu Mas-Colell es un pésimo gestor de las finanzas públicas catalanas
mas colell
mas colell

El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, es un bluff, a pesar de la aureola de gran economista que le acompaña. Ha labrado su palmarés académico en Estados Unidos e incluye la graduación en la Universidad de Minnesota (1972) y su tarea como docente en las universidades de Berkeley (1972-1981) y Harvard (1981-1995). Pero hay un dato fundamental que explica el estrepitoso fracaso de Andreu Mas-Colell en su tarea como gestor de las finanzas públicas de la Generalitat. Su gran especialidad académica es la microeconomía, disciplina que está en los antípodas de la formación que requiere el responsable político del departamento económico de una Administración. Su gran aportación a la economía ha sido el libro Microeconomic Theory, publicado en 1995 conjuntamente con los profesores Michael Whinston y Jerry Green. Como buen «minnesoto», Andreu Mas-Colell es un acérrimo partidario de las teorías económicas neoliberales y ha dado buena prueba de ello durante los cuatro años que lleva al frente del departamento de Economía y Conocimiento de la Generalitat. Los destrozos que ha perpetrado en el sistema social de Catalunya, con brutales recortes presupuestarios en sectores sensibles como la sanidad, la educación y la asistencia a los más necesidades son una muestra de su pensamiento económico.

Más deuda que nunca
Si hacemos un balance en perspectiva de la gestión del consejero Andreu Mas-Colell, veremos que acumula una espectacular serie de fracasos en su tarea de equilibrar los presupuestos de la Generalitat. Sobre recortar ya ha demostrado que sabe mucho, pero sobre incrementar los ingresos fiscales y reducir el endeudamiento no sabe nada. Durante los cuatro años que lleva como consejero, el gasto público de la Generalitat se ha reducido en un 20% y considera eso todo un éxito (!), aunque sea la gente de la calle y los trabajadores públicos quienes sufren las consecuencias. A la vez, el endeudamiento de la Generalitat ha pasado de los 35.616 millones de euros (2010) a los 65.179 millones (2014). En términos académicos, la tarea del consejero «minnesoto» merece un rotundo suspenso. Los presupuestos de 2011 se aprobaron el 20 de julio (!), gracias a la abstención del PP. Los de 2012, fueron aprobados, también con el apoyo pasivo del PP, el 15 de febrero. En 2013 no hubo presupuestos, se prorrogaron los del año anterior. Y los de 2014, se aprobaron el 22 de enero con el apoyo explícito de ERC.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides