Equilibrismo de Codorníu para evitar dos boicots

Los Raventós cavistas se quieren desmarcar de Unipost, la distribuidora de la propaganda del 9N
mmar raventós
mmar raventós

Cuando todavía resuena la polémica generada por el spot navideño de Freixenet, alineado con el unionismo, y el llamamiento al boicot contra esta marca de la diputada de Unió Democràtica Elena Ribera, llega la hora de tomar decisiones a su gran competidor, Codorníu.

Sus amos, los Raventós, temen que les pase factura el vínculo de una de sus ramas familiares con Unipost, la empresa que repartió la propaganda de la consulta del 9N. La Navidad se acerca y, por eso, el fantasma del boicot asusta Codorníu más que nunca y obliga a la empresa a desmarcarse del independentismo para no perder consumidores en España.

Según El Confidencial Digital, esta empresa ha consultado a agencias expertas en gestión de crisis ante la posibilidad de un escenario adverso en ese sentido. El consejo de estos entendidos en imagen y publicidad es que eviten pronunciarse a favor de la unidad de España, para no ser comparados con Freixenet, e intentar hacer visibles e identificables las diferentes ramas de la familia Raventós para desvincular a Codorníu de las decisiones tomadas por Unipost.

En este sentido, según el mismo digital, una comunicación interna de la empresa de cavas exponía recientemente que no había pagado la propaganda del 9N y que era ajena a Unipost, y pedía a los trabajadores que difundieran este mensaje a clientes y proveedores. Se trataba de una reacción a una supuesta campaña incipiente de boicot detectada en las redes sociales.

El presidente de Unipost es Anton Raventós, director de producción de Codorníu hasta 2009, mientras que Pablo Raventós, director general de Unipost, es primo de la actual presidenta de Codorníu, Maria del Mar Raventós.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides