Mato y Rajoy: la puesta en escena

La Gürtel doblega a la ministra, quien centra las miradas, pero Ruz también retrata al PP
ana mato
ana mato

Ana Mato ha renunciado este miércoles como ministra de Sanidad, un día antes de la comparecencia del presidente Mariano Rajoy para debatir en el Pleno del Congreso de los Diputados medidas de regeneración democrática contra la corrupción.

La dimisión de Mato, no imputada pero considerada por el juez Pablo Ruz beneficiaria de la trama Gürtel, es interpretada este jueves desde Madrid como un sacrificio para no hundir, de entrada, el discurso anticorrupción del Gobierno. Pero más allá de Mato y los 43 imputados, el escrito de Ruz resulta demoledor para los populares: el partido también es considerado beneficiario «a título lucrativo» de la supuesta trama corrupta.

Ruz retrata el PP
Ruz ha expuesto, de nuevo, el abanico de indicios sobre supuestas martingalas financieras en el PP, entre las cuales destaca la supuesta caja ‘b’ de los papeles Luis Bárcenas para pagar sobresueldos y gastos de la formación. El juez, reiteradamente, se refiere al vínculo, un tipo de relación simbiótica, entre el partido y la trama de Francisco Correa, hasta el punto de identificar tres fases en su relación.

Durante los años 90, hasta 1999, Correa y los suyos ya prestaban servicios al PP en todo el Estado. Después, según Ruz, la participación de la Gürtel en la preparación de la campaña de las elecciones gallegas del 99 unió a Correa con Pablo Crespo, secretario de organización de los populares gallegos que llegaría a ser mano derecha del considerado jefe de la Gürtel. Los años dorados acaban con la derrota del PP en las elecciones generales de 2004, que dispersa los objetivos hacia los gobiernos autonómicos de los populares, como la Comunidad Valenciana, la Comuni¡dad de Madrid y Castilla y León.

Los años de Mato
Mato, según Vozpópuli, explicó a Rajoy que no se veía capaz de resistir más andanadas periodísticas y parlamentarias. El balance de su segunda etapa al frente de Sanidad se cierra con el escrito de la Gürtel, pero incluye los recortes (entre otros, en materia de Dependencia), el impulso del copago, la liquidación de la cobertura universal de la sanidad española y la caótica gestión de la lucha contra el Ebola.

Por su parte, sin Mato en el hemiciclo, Rajoy ha intentado vender las medidas anticorrupción adoptadas y ha asegurado que hoy es más difícil corromperse que cuando accedió a La Moncloa. El propio perfil de Twitter del presidente español se promociona con el hashtag #TodosContralaCorrupción. «La mayoría de los políticos son personas decentes. España no está corrompida, tiene algunos corruptos», ha dicho Rajoy, que también he declarado: «Todo el mundo sabe que han aparecido corruptos en mi partido, he pedido perdón por ello». No parece que sus palabras señalen a Mato, quien, de momento, no ha dejado de ser diputada ni ha dado la cara.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides