Jaque de Mas a Junqueras

El presidente avanzará elecciones si obtiene una lista formada por partidos y sociedad civil capaz de obtener la mayoría absoluta en el Parlamento
Artur Mas, aquest dimarts a Barcelona
Artur Mas, aquest dimarts a Barcelona

El presidente Mas sólo avanzará las elecciones si son para consultar a la ciudadanía sobre la independencia de Catalunya y si se acepta su condición: una lista unitaria, formada por partidos y por una representación de la sociedad civil, que sea capaz de obtener una mayoría absoluta en el Parlamento. Es decir, si ERC se suma a su proyecto. Mas ha pedido «aparcar diferencias» para hacer «una lista transversal con un programa claro». A pesar de ser su proyecto, el dirigente se ha comprometido a no personalizarlo: «Puedo encabezar la lista unitaria, pero también la puedo cerrar. No hay condiciones personales«, ha dicho justo antes de concluir su discurso.

El baño de masas que se ha dado este martes Artur Mas, las tres mil personas que han llenado el Auditorio del Fórum han sido invitadas por el presidente, ha servido, excepto para poner la fecha para las elecciones, para explicar su programa: lista mixta, financiación de campaña al margen de los partidos, que las subvenciones públicas que se obtengan se distribuyan entre las formaciones y que el mandato sea, como máximo, de un año y medio. Al final de este mandato: elecciones constituyentes y referéndum para decidir la proclamación de Catalunya como Estado.

Toque a ERC
«Que la ideología no pase por encima de los ideales. Hay momentos que el espacio pasa a ser el de todos, o el de muchos. La política está muy entrenada a trabajar por tu espacio concreto y por tu tiempo, tu presente. Hay que difuminar la luz de la ideología propia para hacer brillar el ideal común», se ha referido con estos términos a la candidatura de las fuerzas independentistas. Principalmente a ERC.

Mas se ha envalentonado ante la querella preparada por la Fiscalía contra el 9-N. «El Estado que dice no a todo. Confronta legalidad con legitimidad. Presiona a la Fiscalía incluso para privar de libertad a miembros de un gobierno que ha hecho lo posible para escuchar a la gente, y que lo volverá a hacer sin temor a querellas injustas. Siempre he puesto las urnas antes de tomar grandes decisiones», ha repetido.

En espera del cambio de actitud del Gobierno español
Ante un eventual cambio de actitud del Gobierno español, el presidente ha admitido ser «bastante escéptico. Tengo experiencia acumulada», ha dicho Mas, a pesar de matizar que «siempre dejaré una puerta abierta». La primera vía que contempla: que se aviniera a negociar un referéndum acordado: sí al derecho a decidir, sí a la autodeterminación y no a la independencia automática sin negociación, sería la deseada por el presidente.

La segunda vía, «muy verde», se daría si «el PP hace una propuesta concreta». «Si esta propuesta llegara a ver la luz, lo escucharía, defendería la posición mayoritaria del Parlamento y escucharía la voz del pueblo de Cataluña. Pero si hay una oferta, se tendrá que someter a votación. No se puede volver a los despachos aquello que es de la gente, porque se lo ha ganado», ha dicho Mas, para arrancar, por segunda vez, los aplausos del auditorio.

Sólo los dirigentes de ERC, Oriol Junqueras y Marta Rovira, han asistido, de los partidos que apoyan el proceso independentista, al acto de Mas. Ni los líderes de ICV, ni representación de la CUP. Ni los secretarios generales de UGT ni de CCOO. Sí que estaban los presidentes de las patronales, PIMEC y CECOT, que apoyan el ‘derecho a decidir’. Y las presidentas de Òmnium y la ANC, junto con el presidente de la AMI, Josep Maria Vila de Abadal.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides