El Parlamento catalán comienza la carrera electoral

Mas fía el éxito de la consulta gubernamental a unos grupos que ya piensan en las plebiscitarias
Título de la imagen
Título de la imagen

Después de la ronda de palacios barceloneses que los partidos pro consulta han visitado en los últimos diez días para mirar de desencallar el proceso independentista, este miércoles, ya tocaba, la ciudadanía ha podido ver en directo la cuarta reunión, que, para no perder la costumbre, también ha sido en un palacio, y que esta vez ha contado con los partidos unionistas como invitados.

El presidente Mas, quien se personaba al encuentro como el artífice de la rotura de la unidad soberanista, se ha afilado las uñas y ha sacado pecho durante las preguntas de los portavoces de los grupos, que únicamente lo han interpelado por la consulta y le han pedido que anticipe las elecciones.

Por mucho que Esquerra, las CUP e ICV-EUiA empujen al Gobierno a dar marcha atrás para desobedecer al TC, Convergència apuesta por su plan B: una consulta que Mas asegura que tendrá locales, urnas e incluso un censo. Ahora, el presidente espera volver a sumar a unos partidos que, como que ya les ha fallado, no le creen.

«El auto suspensión de la consulta ha sido un engaño. Estaba previsto que el Estado suspendería. Cómo podemos tener la certeza que la hará? No nos base en dogmas de fe», ha dicho Quim Arrufat, de las CUP.

«Con esta consulta a la carta, ha engañado a los independentistas y ha incordiado los que no lo somos», ha dicho Albert Rivera, de C’s.

Cómo hará la consulta, con el programa informático de Arenys de Munt? Esto lo hace para que no le digan que ha traicionado aquello que dijo, porque actúa como un botifler», ha espetado Sánchez-Camacho, del PP.

«Si cree que no puede rehacer la unidad, convoque elecciones. Nosotros iremos para cambiarlo todo, también a su gobierno», ha dicho Joan Herrera, para apoderarse del eslogan electoral de las CUP.

«Si quiere convocar elecciones porque no lo hace directamente?», ha dicho Miquel Iceta, del PSC.

«Su propuesta lleva a desobedecer. Nuestra propuesta, a votar y a obedecer al pueblo de Cataluña. Este es el sentido de la consulta. La sustancia del pacto es mantiene íntegra», ha replicado Mas a Oriol Junqueras, de ERC.

«Ahora sí que no saben como pararlo. Y por eso se han puesto nerviosos de verdad. Porque les desconcierta y les enfada que el 9-N haya locales abiertos y censos electorales», ha respondido Mas a los unionistas.

La carrera electoral ya ha empezado. Habrá que esperar a la quinta reunión, previsiblemente a puerta cerrada en algún palacio barcelonés, para saber si los partidos pro consulta se suman a la propuesta gubernamental, o si cogen un atajo y acortan los tempos para citar tanto unionistas como separatistas con las urnas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides